El pueblo abandonado de Peguera y su entorno en la Serra d’Ensija

Si no lo hubieran abandonado hace 50 años, Peguera, en el Alto Berguedà, sería el segundo pueblo más alto de España con sus 1.630 metros de altitud, por debajo de Valdelinares en la provincia de Teruel. Vamos a conocerlo un poco junto con su bucólico entorno.

 

Pozas escondidas de la Riera del Molí en Sant Jaume de Frontanyà

San Jaume de Frontanyà, hasta hace poco el municipio menos poblado de Catalunya, se encuentra rodeado de bosques, pastos, torrentes y rieras. Su localización tan apartada lo convierten en un lugar muy diferente a los municipios que lo rodean. Vamos a atravesar esos bosques en busca de dos pozas en la Riera del Molí: el Gorg Blau y el Gorg del Matxo.

 

Un paseo familiar por Núria en invierno

Empezamos el año con un post de nieve. Si hay un lugar cerca de Barcelona y Girona donde disfrutar de la nieve con los más pequeños, éste es Núria en invierno. Abrígate y añade raquetas y trineo a tu equipo.

 

Al Pla de la Calma desde el Turó de Tagamanent

La sierra del Montseny está formada por tres conjuntos montañosos: por un lado el Turó de l’Home y las Agudes, por otro el Matagalls, y finalmente por el Pla de la Calma, una meseta que constituye uno de los contrafuertes del macizo. En este circuito vamos a acceder a ella desde el vecino Turó de Tagamanent.

 

La Riera de Sallent, o cómo el frío puede ser un obstáculo insalvable

La nieve y el hielo suelen ser un aliciente para salir al monte a hacer fotos, pero en ocasiones el frío puede impedir que consigas tu meta, como esta vez en que me quedé a pocos metros de ver el Salt de Sallent de Sant Privat d’en Bas y me tuve que conformar con ver la Riera de Sallent helada.

 

El Montseny nevado, el parque invernal de Barcelona

En invierno no hace falta ir hasta el Pirineo para caminar por la nieve. El macizo del Montseny, en el centro de Catalunya, tiene cotas suficiente altas para recibir alguna nevada, y está a tiro de piedra de las principales capitales catalanas. Hoy volvemos a visitar el pantano de Santa Fe, pero esta vez con un aspecto totalmente diferente, con el Montseny nevado.