El Bosque Encantado de Carlac, quizás la ruta senderista más bonita del Valle de Arán

En el extremo más al norte de Catalunya existe un pequeño pueblo, Bausen, donde conviven una bonita pero triste historia de amor y un hayedo de árboles centenarios con formas de lo más sugerentes, el Bosque Encantado de Carlac.

 

Un tesoro escondido, el Salt del Roure en la riera de Joanetes

A los pies del Puigsacalm y rodeado de exuberante vegetación existe un lugar de esos que te dejan con la boca abierta porque por más fotos que has visto no te lo esperas así. Es el Salt del Roure en la riera de Joanetes.

 

La Artiga de Lin y los Uelhs deth Joèu, las dos maravillas del Valle de Arán

Si quieres disfrutar de una estupenda jornada de senderismo en el Valle de Arán y regresar a casa con unas fotos preciosas, tienes que subir a la Artiga de Lin y ver los Uelhs deht Joèu.

 

Descubriendo la Serra del Catllaràs desde Sant Romà de la Clusa

La Serra del Catllaràs es un diamante en bruto. En sus rincones más escondidos y en sus prados más lejanos viven ciervos y urogallos en libertad, y es posible ver florecer edelweiss y otras especies difíciles de ver.

 

Un paseo de final de verano por el Pla de l’Ermita de Taüll

La modesta ermita románica de Sant Quirc de Taúll da nombre a este paraje idílico de alta montaña, el Pla de l’Ermita de Taüll, un lugar ideal para desconectar unos días.

 

Admirando el Pedraforca y su entorno desde el Bosc de Palomera

El Pedraforca es, junto con Montserrat y el Canigó, una de las tres montañas emblemáticas de Catalunya. Si aún no la conoces te invito a seguir este fácil itinerario a través del Bosc de Palomera, en la Serra d’Ensija. Te acabarás enamorando del Pedraforca.

 

El pueblo abandonado de Peguera y su entorno en la Serra d’Ensija

Si no lo hubieran abandonado hace 50 años, Peguera, en el Alto Berguedà, sería el segundo pueblo más alto de España con sus 1.630 metros de altitud, por debajo de Valdelinares en la provincia de Teruel. Vamos a conocerlo un poco junto con su bucólico entorno.

 

San Miguel de Aralar y los bosques del Artxueta

Con más de mil años de historia, San Miguel de Aralar se alza sobre el valle de La Sakana a los pies del monte Artxueta, con unas vistas inmejorables de las sierras de Urbasa y Andía. En los bosques de detrás se esconden dólmenes milenarios, y quién sabe si también el mismísimo Basajaun.

 

El valle del Bastareny desde la Vía del Nicolau

Recuperada en 2009, la Via del Nicolau recorre el viejo trazado de una línea ferroviaria que se construyó a pico y pala en 1914 para transportar madera desde Gisclareny hasta Guardiola de Berguedà. Es un magnífico mirador sobre el Valle del Bastareny.