Sant Joan de la Muntanya, el mirador de la Conca de Barberà

Sant Joan de la Muntanya es una ermita medieval en las Montañas de Prades y a poca distancia de Montblanc. Desde allí se disfrutan las mejores vistas de la Conca de Barberà.

 

El Camí Natural Muntanyes de Prades pasando por la Ermita de l’Abellera

El Camí Natural Muntanyes de Prades descubre los espectaculares alrededores de Prades discurriendo entre bosques mediterráneos, y permite disfrutar de bellas panorámicas del entorno.

 

Los Pèlags de Vilobí, un oasis entre los viñedos del Penedès

Entre los viñedos y tierras de secano del Penedès existe un humedal atípico, un entorno natural de gran importancia ecológica y geológica: los Pèlags de Vilobí.

 

Gallecs, un mosaico de paisajes en medio de un mar de asfalto y hormigón

Cuesta creer que en medio de una de las zonas más densas e industrializadas de Catalunya sea posible encontrar un lugar cuyos paisajes evocan tiempos pasados y nos hacen alcanzar la paz. Es el Espai Rural de Gallecs.

 
El mirador de Unac en el Alto Ariège

El Alto Ariège en coche por la Route des Corniches

Al sur de Francia y en la frontera con Andorra se encuentra el nuevo cantón del Alto Ariège, un área montañosa del Pirineo lleno de cosas interesantes que ver, y una de las mejores maneras de hacerlo es en coche por la Route des Corniches.

 

El Bosque Encantado de Carlac, quizás la ruta senderista más bonita del Valle de Arán

En el extremo más al norte de Catalunya existe un pequeño pueblo, Bausen, donde conviven una bonita pero triste historia de amor y un hayedo de árboles centenarios con formas de lo más sugerentes, el Bosque Encantado de Carlac.

 

Un tesoro escondido, el Salt del Roure en la riera de Joanetes

A los pies del Puigsacalm y rodeado de exuberante vegetación existe un lugar de esos que te dejan con la boca abierta porque por más fotos que has visto no te lo esperas así. Es el Salt del Roure en la riera de Joanetes.

 

La Artiga de Lin y los Uelhs deth Joèu, las dos maravillas del Valle de Arán

Si quieres disfrutar de una estupenda jornada de senderismo en el Valle de Arán y regresar a casa con unas fotos preciosas, tienes que subir a la Artiga de Lin y ver los Uelhs deht Joèu.