El Berguedà (I) – 5 rutas para explorar los rincones más desconocidos

Tiempo de lectura estimado: 10 minutos.

La comarca del Berguedà, la más septentrional de la provincia de Barcelona, es un territorio de contrastes. El Berguedà presenta tanto un relieve de alta montaña en la mitad norte norte, con la Serra del Cadí y el mítico Pedraforca por encima de los 2.000 metros de altitud, como un relieve totalmente llano en la mitad sur, donde se concentra la mayor densidad de población. También encontramos desde yacimientos paleontológicos con restos de dinosuarios como el de Fumanya, hasta colonias industriales como Cal Rosal, la Colònia Vidal o Sant Corneli, y con huellas de todas las etapas de la historia de la Humanidad como el yacimiento paleolítico de la Font del Ros en Berga, la multitud de muestras de arquitectura románica como Sant Quirze de Pedret y Sant Salvador de la Vedella y los núcleos urbanos medievales como el de Bagà.

El río Llobregat atraviesa el Berguedà de norte a sur, concentrándose casualmente la mayor parte de la población en la ribera derecha del río. Hay tantas cosas que ver en el Berguedà que no se puede explicar todo en un único artículo y por eso lo voy a dividir en dos partes tal como lo hace el Llobregat. En esta primera parte exploraremos la ribera izquierda del Llobregat, donde se encuentran los rincones más desconocidos del Berguedà. En la segunda parte recorreremos la ribera derecha del Llobregat desde el llano hacia las montañas.

El Mirador de la Clusa en la Serra del Catllaràs con el Sobrepuny al fondo

Aunque la mayor oferta de alojamiento del Berguedà está en su capital, Berga, un buen lugar para establecer el centro de operaciones para explorar esta parte de la comarca es el pueblo de Borredà. La manera más rápida y fácil de acceder a Borredà desde Barcelona o Lleida es cruzando el pantano de La Baells en el río Llobregat por la carretera C-26, que va de Solsona a Ripoll pasando por Berga. Este embalse es una de las principales reservas de agua del área metropolitana de Barcelona. Es cruzar el pantano y parece que entras en mundo, más forestal, más auténtico.

Pantano de La Baells

Pantano de La Baells

También se puede llegar a Borredà desde Ripoll por la misma carretera si venimos de Girona. La experiencia es la misma, es entrar en esta carretera saliendo de Ripoll y encontrarnos con bosques y pequeñas masías aisladas. Estamos en quizás la zona más auténtica del Berguedà.

Borredà

Llegando a Borredà desde Ripoll

Aunque no lo parezca por lo pequeño que es, en Borredà hay un hotel, un aparthotel, tres campings y una amplia oferta de alojamientos rurales. Allí estamos bien ubicados para realizar las cinco rutas que propongo en esta primera parte de exploración del Berguedà.

Borredà también es buen punto de salida para una ruta por carretera para visitar otros pueblos interesantes de la ribera izquierda del Llobregat. El primero de ellos es Sant Jaume de Frontanyà, uno de los municipios menos poblados de Catalunya. No queda lejos de Borredà, pero la carretera estrecha y con curvas hace que el camino se nos haga un poco largo.

Sant Jaume de Frontanyà

Sant Jaume de Frontanyà

Los fines de semana suelen llegar muchos más visitantes que habitantes tiene el pueblo. Lo primero que nos llama la atención es el tamaño de la iglesia románica que en su día fue parte de un monasterio. Es casi tan grande como todo el pueblo junto. En Sant Jaume de Frontanyà hay varios alojamientos rurales, y hasta hace poco 2 restaurantes, pero uno de ellos, la Fonda Cal Marxandó cerró hace poco por jubilación del propietario y sólo queda Can Casablanca, detrás del monasterio donde poder comer.

Comida casera en Can Casablanca

Comida casera en Can Casablanca

Seguimos por la misma carretera para bordear la Serra del Catllaràs por el este y llegar a La Pobla de Lillet, ya al norte del Catllaràs. Como cosas interesantes que ver o hacer en La Pobla de Lillet están el puente medieval, en el núcleo urbano del pueblo, el Tren del Ciment, un tren turístico que enlaza la Pobla de Lillet con la antigua fábrica de cemento Asland en Castellar de n’Hug, y los Jardins de Can Artigas, unos jardines de principios del siglo XX diseñados por Antoni Gaudí. Al genial arquitecto también se le atribuye el Xalet del Catllaràs, un refugio de montaña en la Serra del Catllaràs y a 12 km de La Pobla de Lillet, pero no hay documento que lo confirme. Si te acercas a este refugio verás que tiene un diseño peculiar.

Desde La Pobla de Lillet nos podemos acercar a Castellar de n’Hug, municipio donde se encuentra el nacedero del río Llobregat, las Fonts del Llobregat, lugar digno de ser visitado. El último domingo de cada agosto se celebraen Castellar de n’Hug el famoso Concurs Internacional de Gossos d’Atura (perros pastores), que incluso se retransmite por televisión. Vale la pena verlo, así como también vale la pena probar los croissants gigantes de Castellar de n’Hug, que pesan 1 kg.

Si seguimos por la misma carretera y las condiciones meteorológicas lo permiten podemos llegar a La Molina, pero ya saldríamos del Berguedà para entrar en la Baixa Cerdanya, así que damos la vuelta y vamos hacia Guardiola de Berguedà. A mitad de camino entre La Pobla de Lillet y Guardiola de Berguedà se encuentra la Mina de Petroli de Riutort, una de las pocas minas subterráneas de petróleo del mundo y la única del estado español. El petróleo brota literalmente de las paredes de la galería y dentro el olor a combustible es especialmente intenso. La mina se empezó a explotar a principios del siglo XX, pero pronto se dieron cuenta de que ese petróleo no serviría para obtener combustible sino sólo materiales de construcción, por lo que pronto cesó su actividad. Recientemente se ha encontrado una bacteria que se alimenta del petróleo de la cueva y se está estudiando su utilización para tratar las fugas de petróleo en buques y plataformas petrolíferas. Sé que esto que te estoy contando te está animando a visitar esta mina, pero lamento comunicarte que desde el año pasado está cerrada porque se están llevando a cabo obras de reacondicionamiento debido a unos desprendimientos. Yo también tengo muchas ganas de visitarla.

Para finalizar esta ruta por carretera, desde Guardiola de Berguedà nos dirigimos a Berga, y pasada la capital de la comarca dejamos la carretera en Cal Rosal, una población nacida de una colonia textil de mediados del siglo XIX, la primera de toda Catalunya. Como en la mayoría de fábricas alejadas de núcleos de población se construyeron pisos, una iglesia y un colmado, cafetería, hostal y estanco. A finales del siglo XIX se construyó el convento con escuela y ya en el siglo XX se amplió en barrios y se equipó la colonia con un cine-teatro, más cafés y tiendas de todo tipo de artículos. A mediados del siglo XX trabajaban 1.200 personas en la fábrica. La crisis del sector textil obligó a cerrar la fábrica en 1992 y desde entonces la actividad de Cal Rosal se ha dedicado a atender a los clientes de paso por la carretera de Berga. Realmente vale la pena visitar Cal Rosal e imaginarse toda su historia tan reciente.

Desde Cal Rosal nos dirigimos a Olivan y de ahí por la C-62 hacia Prats de Lluçanès. Antes de llegar nos cruzamos con la BV-4406 hacia Santa Maria de Merlès. Pues bien, en ese cruce salimos a la derecha pero para cruzar la carretera y tomar a la izquierda el Camí de les Heures que nos llevará hasta Borredà.

A continuación tienes mi mapa de exploración. El marcador blanco corresponde al centro de operaciones propuesto, en Borredà, los azules corresponden a la ruta por carretera, y en rojo las rutas para explorar a pie los rincones más desconocidos del Berguedà.

 

Y dicho todo esto no perdamos más tiempo y veamos estas cinco rutas que nos esperan.

Ruta 1: Un viaje al pasado en Pedret y su entorno del río Llobregat

Sant Quirze de Pedret

Sant Quirze de Pedret

Un agradable, fácil e interesante recorrido en torno al río Llobregat a la altura de Berga. La primera mitad nos traslada a la Edad Media cruzando el río por el puente medieval de Pedret, pasando (y visitando) la iglesia románica de Sant Quirze de Pedret y atravesando los bosques de la orilla izquierda del Llobregat, bosques que en su día fueron campos de cultivo. La segunda mitad nos devuelve al punto de partida por el camino del «carrilet», una via verde aprovechando el trazado del antiguo tren que comunicaba Manresa con Guardiola de Berguedà entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Muy recomendable la visita guiada a la iglesia de Sant Quirze de Pedret para conocer su historia y ver sus pinturas románicas. Consulta los horarios en esta web.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 2: Descubriendo la Serra del Catllaràs desde Sant Romà de la Clusa

Vistas desde Els Altars en el Catllaràs

Vistas desde Els Altars en el Catllaràs

La Serra del Catllaràs, en el nordeste del Berguedà, es un paraje natural casi virgen, una auténtica joya. Con más extensión que el Montseny, conserva casi intacta su flora y su fauna gracias a la difícil comunicación y por lo tanto escasa población humana. Por esta completa ruta circular que combina bosque con media montaña conoceremos los lugares más significativos del Catllaràs y disfrutaremos de unas magníficas vistas del entorno. Y con suerte podremos ser testigos de la vida salvaje, si no directamente avistando ciervos corzos, sí al menos encontrando sus huellas. Lo dicho, un tesoro que vale la pena conocer y sobre todo conservar.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 3: Pozas escondidas de la Riera del Molí en Sant Jaume de Frontanyà

El Gorg del Matxo en la Riera del Molí

El Gorg del Matxo en la Riera del Molí

Sant Jaume de Frontanyà, a los pies de la Serra del Catllaràs, ha sido hasta pace poco el municipio menos poblado de Catalunya. Llama la atención su enorme iglesia románica, antes monasterio, que contrasta con la pequeñez del pueblo. Un encantador y tranquilo rincón que se dedica mayoritariamente a la ganadería y la explotación forestal, y más recientemente al turismo rural. En esta ruta circular atravesaremos los bosques de Sant Jaume de Frontanyà para encontrarnos con algunos saltos de agua y pozas casi ocultas de la Riera del Molí, una de tantas que recogen aguas de la Serra del Catllaràs.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 4: El Gorg del Salt y otros refrescantes rincones de la riera de Mergançol

Gorg del Salt de Borredà

Gorg del Salt de Borredà

Sant Jaume de Frontanyà es también el lugar de nacimiento de la Riera de Mergançol o de Margansol, que baja del Catllaràs hasta el gran pantano de la Baells que abastece de agua gran parte de la metrópolis de Barcelona. Pero no vamos a volver a Sant Jaume de Frontanyà sino que iremos a Borredà para mojarnos los pies siguiendo el camino de las aguas de la Riera de Mergançol hasta el espectacular Gorg del Salt, una poza con un salto de agua de 20 metros donde podremos darnos un baño. Vas a perder la cuenta de las veces que tienes que cruzarás la riera.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 5: La Riera de Merlès, un paraje natural capaz de embrujarte

La Riera de Merlès

La Riera de Merlès

Y para acabar la primera parte de esta exploración del Berguedà, un clásico de la comarca, la Riera de Merlès y sus pozas. Esta riera también nace en Sant Jaume de Frontanyà y desemboca directamente en el río Llobregat. En esta refrescante ruta recorreremos uno de los tramos de la Riera de Merlès con más pozas hasta la Gola de les Heures (Garganta de las Hiedras), donde cuentan las leyendas del lugar que se reunían las brujas del Lluçanès, una antigua comarca entre el Berguedà y Osona. La riera de Merlès es una de las más frecuentadas por los excursionistas o símplemente por quienes quieren darse un baño en sus frescas y transparentes aguas. Y es que no faltan los motivos.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Previsión meteorológica


  • Artículo bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND 4.0 International. Puedes compartirlo si citas al autor, si no obtienes ningún beneficio económico, y si lo mantienes íntegro, sin realizar ninguna modificación en el texto ni en las fotos. Y si además me lo comunicas, me harás muy feliz. 🙂
 
  • 167
    Shares
Artículo en las categorías . Guarda el enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *