El Berguedà (y II) – 6 rutas desde el llano a las montañas

Tiempo de lectura estimado: 11 minutos.

Bienvenido a la segunda y última parte de mi recopilatorio de excursiones por el Berguedà. Si no leíste la primera parte te sugiero que lo hagas antes de continuar leyendo, ya que ella hago una introducción sobre lo que es y representa esta comarca de la Catalunya Central a mitad de camino entre los llanos del interior y las montañas del Pirineo. Es importante para comprender esta segunda parte, en la que recorreremos ribera derecha del río Llobregat, la parte más industrializada y poblada del Berguedà, y comprobaremos la riqueza y diversidad de paisaje de la comarca desde los llanos el sur hasta los relieves más abruptos del norte.

Llanos del Berguedà desde el Tossal de Avià

Llanos del Berguedà desde el Tossal de Avià

El Pedraforca y la Serra del Cadí desde la Pleta de la Vila

El Pedraforca y la Serra del Cadí desde la Pleta de la Vila

Al tratarse de una zona muy poblada, esta parte del Berguedà tiene una amplia oferta de alojamientos, desde hoteles hasta apartamentos turísticos y casas rurales pasando por campings. La verdad es que no es difícil encontrar dónde dormir en la ribera derecha del Berguedà. No es que sea una zona de tradición turística ni mucho menos, sino que el Berguedà ha sido un motor industrial y de obtención de materias primas de primer orden hasta mediados dels siglo XX. Por un lado la industria textil que promovió el desarrollo de colonias industriales a orillas del Llobregat, y por otro lado la minería y la industria maderera que promovieron la aparición de hoteles y pensiones para los trabajadores así como también de colonias cerca de las minas. Con la desaparición de este tipo de actividades los establecimientos hoteleros han seguido ofreciendo cama y comida a senderistas y esquiadores, y algunas colonias han reconvertido las antiguas casas de los obreros en alojamientos turísticos.

En Berga, la capital de la comarca, y sus alrededores es donde se concentra la mayor cantidad de alojamientos. Podemos establecer aquí el centro de operaciones para explorar esta parte del Berguedà. Con más de 16.000 habitantes, la ciudad de Berga ofrece todo tipo de servicios, y la carretera C-16 nos permite desplazarnos de sur a norte con rapidez, a excepción de los fines de semana donde son frecuentes los colapsos de tráfico entre Berga y Bagà, los sábados de sur a norte y los domingos en el sentido contrario. A destacar que en las fiestas del Corpus en Berga se celebra La Patum, una celebración tradicional que se remonta al siglo XIV y que fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el 2005, así como Tesoro del Patrimonio Cultural Inmaterial de España. Aunque estemos en Berga lejos de esas fechas es fácil encontrar referencias a la Patum en comercios, edificios y hasta en el pavimento de algunas calles.

El Passeig de la Indústria en Berga

El Passeig de la Indústria en Berga

Hacia el noroeste de Berga se levanta la Serra de Queralt, y en esta sierra y a 500 metros de altitud sobre Berga se encuentra el Santuari de Queralt, uno de los más importantes de Catalunya. Desde él tenemos una de las mejores vistas de la Catalunya Central, con Berga a los pies.

El Santuari de Queralt y Berga a sus pies, y detrás el pantano de La Baells

El Santuari de Queralt y Berga a sus pies, y detrás el pantano de La Baells

Hacia el suroeste de Berga tenemos el tranquilo pueblo de Avià, donde también podemos establecer el centro de operaciones. Precisamente me alojé allí dos de las veces que he estado en el Berguedà. Es un buen lugar para conocer el Berguedà más rural.

Amanecer de invierno en Avià

Amanecer de invierno en Avià

Hacia el norte por la C-16 y junto al pantano de La Baells llegamos a Cercs, uno de los municipios más importantes del Berguedà, y que se encuentra diseminado en varios núcleos. Gracias al auge de la industria textil y de la minería, pasó de los 751 habitantes en 1910 a los 1.445 en 1920, y llegó a tener 4.148 en 1960. Ahora con el cierre de las minas y de la central térmica la población se ha reducido notablemente y se ha estabilizado en poco más de mil habitantes. Pasado Cercs llegamos a la Central Térmica de Cercs, que cesó su actividad en el 2011 y que hoy en día aloja el parque temático de terror Horrorland.

Pasada la central nos desviamos a la izquierda en dirección a Sant Corneli, una de las más importantes colonias mineras de Cercs. Nada más empezar a subir nos llama la atención una gran mansión con aspecto de castillo. Se trata de la Torre del Compte de Fígols, una mansión construída a principios del siglo XX para el propietario de la explotación minera y que ahora se encuentra en estado ruinoso y con el acceso prohibido.

La Torre del Compte de Fígols en 2007

La Torre del Compte de Fígols en 2007

La carretera se enfila montaña arriba en una sucesión de curvas muy cerradas y llega a la colonia Sant Corneli, hoy sede del Museu de les Mines de Cercs, de visita obligada para conocer la historia del entorno minero del Berguedà. Allí se encuentra también el restaurante y hotel Santa Bàrbara. Este restaurante sirve un menú único todos los días, de cocina casera típica catalana y con raciones más que abundantes (no es famosos por la calidad, que no está mal, sino por la cantidad), y es muy frecuentado por grupos, por lo que es muy recomendable hacer reserva si no te quieres quedar sin mesa.

Sant Corneli desde el campo de tiro

Sant Corneli desde el campo de tiro

La carretera continúa hacia Fígols, Fumanya con su yacimiento de pisadas de dinosaurios y la estación de esquí de los Rasos de Peguera, pero pasado Sant Corneli nos desviamos hacia Saldes por un camino rural asfaltado. Este camino acaba en la carretera que va de Guardiola de Berguedà a Saldes y a Gósol justo frente al Camping El Berguedà. Seguimos en dirección a Saldes, siempre maravillados con la vista del Pedraforca.

El Pedraforca desde la carretera de Guardiola a Saldes

El Pedraforca desde la carretera de Guardiola a Saldes

Saldes desde La Palomera

Saldes desde La Palomera

Pasado Saldes llegamos a Gòsol, que aunque sigue perteneciendo a la comarca del Berguedà depende de la provincia de Lleida. Gósol, que vio llegar el primer automóvil en 1942, parece un insignificante pueblo de montaña, pero su tranquilidad, su aislamiento del mundo y la bondad y sencillez de sus gentes fueron capaces de sacar a Picasso de un agujero creativo y encaminarlo hacia su prolífica época cubista, tal como expliqué en un post de mi blog fotográfico.

El pequeño pueblo de Gósol

El pequeño pueblo de Gósol

De Gósol regresamos hacia Guardiola de Berguedà, donde podemos visitar el monasterio románico de Sant Llorenç prop Bagà, y desde Guardiola seguimos por la C-16 hacia el norte hasta llegar a Bagà, en el valle del Bastareny, uno de los afluentes del Llobregat. Bagà, en el extremo norte del Berguedà y justo en la entrada al Túnel del Cadí, que comunica por carretera el Berguedà con la Baixa Cerdanya, también tiene una buena oferta de alojamientos y restauración. Entre ellos está el Santuari de Paller, apartado del núcleo de Bagà y rodeado de montañas. El alojamiento es sencillo, pero la comida es estupenda, y el entorno es inigualable.

El Santuari de Paller

El Santuari de Paller

Bagà desde el camino al Santuari de Paller

Bagà desde el camino al Santuari de Paller

Vale mucho la pena darse un paseo por el centro histórico de Bagà, de época medieval. Destacan la plaza porchada del siglo XIII, la iglesia de Sant Esteve del siglo XIV y el Pont de la Vila del siglo XIII, además de restos de la muralla.

Plaza porchada de Bagà

Plaza porchada de Bagà

El Pont de la Vila sobre el Bastareny

El Pont de la Vila sobre el Bastareny

Capilla sobre el Pont de la Vila, y al fondo Sant Esteve

Capilla sobre el Pont de la Vila, y al fondo Sant Esteve

Desde Bagà una estrecha carretera paralela al río Bastareny nos lleva a Gisclareny, el municipio con menos habitantes de Catalunya en el momento en que escribo este artículo. Se encuentra sobre una sierra del mismo nombre y frente al Pedraforca, de manera que constituye un mirador privilegiado.

Carmino de Bagà a Gisclareny

Carmino de Bagà a Gisclareny

No tengo fotos de Gisclareny porque no he llegado a estar allí, y una vez que estuve a punto tuve que darme la vuelta porque en la subida empezó a nevar y a cuajar la nieve en la carretera y yo no llevaba cadenas. Es una lástima, pero a poco que pueda volveré a intentarlo.

A continuación tienes mi mapa de exploración. Los marcadores blancos corresponde a los centro de operaciones propuestos, en Berga y en Bagà, aunque como he explicado hay muchos alojamientos en toda esta parte de la comarca. Los marcadores azules corresponden a la ruta por carretera, y en rojo las rutas para explorar a pie esta parte tan variada del Berguedà.

 

Y dicho todo esto vamos a ver estas seis rutas que nos esperan.

Ruta 1: Estanys de Graugés, el humedal artificial del Berguedà

El lago de Graugés a principios de enero del 2016

El lago de Graugés a principios de enero del 2016

Los mismos hermanos Rosal que a mediados del siglo XIX impulsaron la colonia textil de Cal Rosal crearon también la colonia agropecuaria de Graugés hacia finales del mismo siglo. De aquella colonia adelantada a su época sólo quedan unas pocas edificaciones y lo que es más importante, unos lagos que provienen del sistema de balsas que se construyó para que no faltara el agua en la colonia y que se han integrado en el medio natural. Un agradable paseo de unos 7 km nos lleva de Avià a Graugés pasando por la iglesia románica de Santa Maria d’Avià y nos devuelve a Avià pasando entre campos y masías.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA

El mismo recorrido pero con alguna ligera variación y en la misma época del año, pero de un año diferente, nos muestra unas imágenes también diferentes, lo que nos da una idea de la constante variablidad de la naturaleza.

El lago de Graugés en diciembre del 2017

El lago de Graugés en diciembre del 2017

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 2: Paseando por el fondo de un pantano en Sant Salvador de la Vedella

Abadía de Sant Salvador de la Vedella desde el antiguo puente sobre el Llobregat

Abadía de Sant Salvador de la Vedella desde el antiguo puente sobre el Llobregat

Frente a la central térmica de Cercs podemos ver asomar sobre las aguas del embalse de La Baells una pequeña isla ocupada por una edificación de estilo románico. Se trata de la abadía de Sant Salvador de la Vedella, lo único que queda de lo que fue una colonia industrial de casi 2.000 habitantes que fue demolida en la década de los 70 del pasado siglo para construir el embalse. Un corto paseo por la antigua carretera de Sant Salvador de la Vedella nos permite explorar este lugar cubierto de lodo, pero sólo cuando el nivel de las aguas del embalse lo permiten.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 3: El pueblo abandonado de Peguera y su entorno en la Serra d’Ensija

Lo que queda de Peguera, a los pies de su roca

Lo que queda de Peguera, a los pies de su roca

Si aún estuviera habitado, Peguera, a una altitud de 1.630 msnm, sería el segundo pueblo más alto de España justo detrás de Valdelinares. Pero la dificultad de acceso, la dureza de la climatología y la falta de un porvenir tras el cierre de las minas de Fígols provocó la despoblación total de Peguera hace 50 años. De todos modos el pueblo no ha muerto del todo y un día al año, el último domingo de julio, sigue celebrando sus fiestas patronales. Siguiendo esta sencilla ruta circular de algo más de 5 km podrás conocer Peguera y explorar su entorno salvaje de la Serra d’Ensija.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 4: Admirando el Pedraforca y su entorno desde el Bosc de Palomera

El Pedraforca y Saldes vistos desde las rocas de Els Graus

El Pedraforca y Saldes vistos desde las rocas de Els Graus

El mítico Pedraforca es una de las tres montañas más emblemáticas de Catalunya y todo un icono de la comarca del Berguedà. Su forma característica y su altura hacen que sea fácilmente visible y reconocible desde diversos puntos de Catalunya. Esta interesante ruta circular de 5 km por el Bosc de Palomera, en la Serra d’Ensija, te permitirá disfrutar de unas magníficas vistas del Pedraforca y de su entorno.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 5: El valle del Bastareny desde la Vía del Nicolau

Bagà y el valle del Bastareny desde la Via del Nicolau

Bagà y el valle del Bastareny desde la Via del Nicolau

Los bosques del Berguedà fueron una gran fuente de madera a principios del siglo XX, pero la orografía del lugar dificultaba el transporte de la materia prima desde los bosques hasta los aserraderos. La Via del Nicolau era una línea de ferrocarril de tracción animal que permitía transportar los troncos de los pinos desde los bosques de Gisclareny hasta Guardiola de Berguedà bajando por el valle del Bastareny, pero tuvo una vida útil muy corta y se abandonó en los años 30. En esta pintoresca ruta circular de casi 8 km subiremos desde Bagà hasta Sant Joan de l’Avellanet por el camino de Gisclareny y volveremos a Bagà por la Via del Nicolau, atravesando puentes colgantes y túneles con unas vistas magníficas sobre el valle.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


Ruta 6: Fonts de l’Adou del Bastareny, el agua que surge de las entrañas del Cadí

El Salt de l'Adou del Bastareny en primavera

El Salt de l’Adou del Bastareny en primavera

Y acabamos este recopilatorio de excursiones por el Berguedà con un clásico, el nacedero del río Bastareny, también conocido como l’Adou. Esta sencilla ruta lineal de poco más de 4 km nos llevará desde Cal Cerdanyola, en Bagà, hasta el punto donde el agua brota directamente de un agujero en la roca. Esta agua recorre subterráneamente la Serra del Cadí por túneles y cuevas y emerge en l’Adou del Bastareny, uno de los lugares más bellos del Berguedà.

VER CIRCUITO        FOTOGALERÍA


 

Previsión meteorológica


  • Artículo bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND 4.0 International. Puedes compartirlo si citas al autor, si no obtienes ningún beneficio económico, y si lo mantienes íntegro, sin realizar ninguna modificación en el texto ni en las fotos. Y si además me lo comunicas, me harás muy feliz. 🙂
 
Artículo en las categorías . Guarda el enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *