La cabecera del río Brugent entre Capafonts y la Cova de les Gralles

En el corazón de las Montañas de Prades se encuentra la cabecera del río Brugent, un río corto pero muy cargado de energía que se ha ido aprovechando desde tiempos remotos.

 

Gorges i Pèlags de Foix, un recorrido intenso y sorprendente por el alto Penedès

En la cabecera del río Foix y rodeado por un tupido bosque de ribera, hay un lugar que el agua ha ido excavando en la roca y que constituye uno de los rincones más agrestes del Penedès, los Pèlags de Foix.

 

Avencs de la Febró, una profunda grieta en la Serra de la Mussara

En el corazón de la Serra de la Mussara, en el Camp de Tarragona, hay una profunda grieta en la roca cuyo interior es fascinante, los Avencs de la Febró.

 
El mirador de Unac en el Alto Ariège

El Alto Ariège en coche por la Route des Corniches

Al sur de Francia y en la frontera con Andorra se encuentra el nuevo cantón del Alto Ariège, un área montañosa del Pirineo lleno de cosas interesantes que ver, y una de las mejores maneras de hacerlo es en coche por la Route des Corniches.

 

El Bosque Encantado de Carlac, quizás la ruta senderista más bonita del Valle de Arán

En el extremo más al norte de Catalunya existe un pequeño pueblo, Bausen, donde conviven una bonita pero triste historia de amor y un hayedo de árboles centenarios con formas de lo más sugerentes, el Bosque Encantado de Carlac.

 

Sant Llorenç de la Senabre y los alrededores del Castell de Penyafort

Un interesante recorrido para explorar lugares olvidados en el Penedès como son Sant Llorenç de la Senabre y los alrededores del Castell de Penyafort en La Ràpita, Santa Margarida i els Monjos.

 

Descubriendo la Serra del Catllaràs desde Sant Romà de la Clusa

La Serra del Catllaràs es un diamante en bruto. En sus rincones más escondidos y en sus prados más lejanos viven ciervos y urogallos en libertad, y es posible ver florecer edelweiss y otras especies difíciles de ver.

 

El Delta del Llobregat, donde conviven aves con plumas y pájaros de metal

En el Delta del Llobregat, entre industrias, muelles y un aeropuerto internacional, hay una interesante reserva natural que conviene visitar.