El Bosque de Orgi, donde se escondería el mismísimo Robin Hood

Tiempo de lectura estimado: 7 minutos

Cerca de Pamplona, a tan sólo 25 km de esta ciudad, encontramos uno de los bosques más singulares que tenemos, el único robledal húmedo que queda en Navarra. Hablamos del Bosque de Orgi, un bosque milenario que cubre una superficie de 80 hectáreas en el Valle de Ultzama y cuyo gran parecido con el  famoso Bosque de Sherwood le ha servido para convertirse en escenario de la película “Robin y Marian” protagonizada por Sean Connery y Audrey Hepburn en 1976.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

Después de muchos años de explotación forestal, ahora el Bosque de Orgi es un espacio protegido que se está dejando que la naturaleza lo recupere. Lo han configurado como un parque al que se puede ir a pasar el día y pasear, con una red de caminos y senderos guiados que en total suman unos 2,4 km.

El recorrido que propongo es muy sencillo, apto para todas las edades y condiciones. Se trata de un itinerario más o menos circular de unos 2,7 km y totalmente llano, y que cubre los tres recorridos de paseo que propone el parque (los 300 metros de más corresponen a la ida y vuelta desde el aparcamiento). Sólo en necesario llevar calzado cómodo y ropa de abrigo si hace frío. También puedes llevar bocadillos para comer en la zona de picnic de la entrada.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en la tortuga o en la liebre para cambiar la velocidad de reproducción.

Dejamos el coche en el aparcamiento del parque, frente a un centro hípico. En el aparcamiento cobran 2€ por coche y día, pero sólo si está abierta la caseta de información. Yo fui un día lluvioso de noviembre y la caseta estaba cerrada. Desde el aparcamiento accedemos al Centro de Acogida del parque después de cruzar un camino asfaltado. Vas a comprobar que las condiciones del día no eran las más adecuadas para hacer fotos, con un cielo plomizo y lloviznando después de haber caído una ligera nevada, por lo que no hice muchos disparos.

Entrando al Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

En este Centro de Acogida está la zona de servicios, con la caseta de información, el WC y las mesas y bancos de picnic. Empezamos el recorrido por el camino señalizado que se adentra en el bosque hacia el sur.

Entrando en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 26mm, ISO 1250

A lo largo del recorrido encontramos diversos paneles informativos que nos ayudan a interpretar lo que vemos y encontramos en este bosque. Llegamos a un cruce con un camino que viene de la izquierda y otro que sale a la derecha en dirección al Laberinto. Nosotros seguimos recto, ya visitaremos el Laberinto después.

Por el camino del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 200

Por estre tramo del camino pasamos cerca de enormes robles centenarios así como por rincones con bancos donde sentarse un momento para escuchar el bosque.

Roble centenario del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 18mm, ISO 100

Paseando junto a robles centenarios en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 250

Roble centenario del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 400

En la época que visité el Bosque de Orgi ya habían caído la mayoría de las hojas de estos robles y se podría decir que lo más verde era el musgo que cubría muchas de sus grandes ramas.

Musgo en las ramas de los árboles del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/5, 1/125″, 70mm, ISO 400

Cuando llegamos a la altura de una bifurcación con un “atajo” señalizado hacia nuestra izquierda, nosotros seguimos recto. Poco más adelante llegamos encontramos otro atajo a nuestra izquierda y un panel informativo junto al cual el camino continúa convertido en “senda“. Seguimos por la senda, y entramos en la parte más húmeda del Bosque de Orgi. En principio no nos tenemos que mojar, pero es posible que haya charcos por el camino. Después de pasar junto a un pequeño mirador de cara a una laguna llamada Aguasalada cruzamos un pequeño arroyo que sale de -o acaba en- esa laguna.

Cruzando el arroyo de Aguasalada en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 160

Arroyo de Aguasalada en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 200

Me llama la atención aquí el contraste cromático entre la nieve, los helechos secos, el musgo y la hierba y arbustos que aún se mantienen verdes. Un roble parece agonizar en los brazos de una gran mata de helecho.

En la zona húmeda del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 80mm, ISO 800

La senda traza una curva a la izquierda indicando que ya hemos llegado al final y que iniciamos el regreso al camino por el otro lado.

En la zona húmeda del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 320

Por el camino pasamos junto a algunas zonas encharcadas, que por el nivel de agua que presentan hacen pensar que en algunas épocas del año se pueden llegar a inundar. La siguiente foto es un vertorama (panorama vertical) de dos tomas horizontales.

Zona encharcada del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 200

Salimos de la zona húmeda y llegamos a un pequeño claro del bosque. A pesar de que no hace mucho que ha nevado y que aparentemente hay pocas visitas en el parque, queda bien marcado por dónde sigue la senda. Un roble centenario extiende sus ramas hasta el mismo suelo. Los robles más expuestos a las corrientes de aire pierden antes las hojas que no los del bosque más espeso.

Roble centenario en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 18mm, ISO 100

En un tronco caído me llaman la atención un grupo de setas por su vivo color amarillo. Son las primeras setas que veo hoy.

Setas en un tronco del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/250″, 250mm, ISO 1600

Un pequeño petirrojo nos mira en el camino y apenas se distingue del color de las hojas de roble caídas.

Petirrojo en la senda del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/250″, 250mm, ISO 1600

Unas vallas de madera nos muestran una pasarela, también de madera, que se aparta del camino.

Pasarela al observatorio de aves y anfibios del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 22mm, ISO 320

Subimos a la pasarela. A la derecha hay otra zona inundable, más extensa que la anterior. Se trata de una balsa donde es posible observar aves y anfibios.

Balsa de aves y anfibios del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 24mm, ISO 100

Al final de la pasarela se encuentra el observatorio o hide, que muestra una panorámica de la balsa.

Observatorio de aves y anfibios del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 200

La meteorología no acompañaba en absoluto para ver nada moverse por delante nuestro. Lo más interesante que pude fotografiar fue el goteo de las ramas empapadas de los árboles.

Goteo en rama de árbol en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/400″, 250mm, ISO 1000

Salimos del observatorio y cruzamos la pasarela de vuelta a la senda.

Observatorio de aves y anfibios del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 250

Senda del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 320

Se acaba el tramo de paseo del bosque correspondiente a la Senda y llegamos de nuevo al Camino, con el atajo entrando por la izquierda. Hacemos caso a la señal que nos ayuda a encontrar la dirección correcta.

Senda del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 160

Poco más adelante encontramos otro observatorio o hide, éste preparado para observar aves. Entramos a ver si vemos algo, y me llevo una gran sorpresa al comprobar que hay un carbonero posado en una rama.

Carbonero en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/250″, 250mm, ISO 1600

Y mi sorpresa se magnifica cuando el carbonero echa a volar y se posa en el suelo, más cerca de mí. Aprovecho sin hace ruido, bueno, sólo el del obturador de la cámara, para fotografiar cómo picotea algo, aunque creo que él sabe que estoy allí.

Carbonero en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/160″, 250mm, ISO 1600

Carbonero en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/160″, 250mm, ISO 1600

Carbonero en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/160″, 250mm, ISO 1600

Aquí una vista más general de lo que se ve desde el observatorio.

En el observatorio de aves del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 26mm, ISO 1600

A la salida del observatorio nos cruzamos con otro atajo. Nosotros seguimos recto por el camino, y pasamos por otro claro con bancos, cerca de donde también hay una especie de teatro que yo no llegué a ver.

Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 18mm, ISO 100

Aquí las hojas de los robles muestran todos los colores posibles a la vez, desde el verde hasta el rojo. El cambio climático está haciendo estragos con la velocidad con que se pasa del verano al invierno.

Hojas de roble en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/5, 1/100″, 55mm, ISO 640

Algún acebo muestra ya sus bayas de un intenso rojo.

Acebo en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/5.6, 1/125″, 105mm, ISO 1600

Llegamos al cruce con el principio del camino y la entrada al Laberinto. Nosotros seguimos por el camino hacia la derecha.

Camino de salida del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 20mm, ISO 640

A la derecha de la pasarela vemos otra balsa.

Balsa en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 160

Pasada la pasarela, ahora sí entramos en el Laberinto, a nuestra izquierda. El Laberinto no es un laberinto en realidad sino una zona del bosque muy espesa y especialmente adaptada para los visitantes con deficiencias visuales. Todos los caminos tienen a un lado una cuerda para que los invidentes puedan desplazarse sin problema por ellos, y hay varios rincones donde sentarse a escuchar los pájaros (cuando los hay). No faltan los paneles con información sobre qué ver, qué tocar y qué oir en cada uno de los rincones.

En el Laberinto del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1250

En el Laberinto del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 400

En el Laberinto del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 400

Salimos del Laberinto y nos dirigimos al Centro de Acogida del parque. Por el camino pasamos al lado de un cercado con unas cabañas de madera. Me imagino que aquí darán paseos en pony a los más pequeños.

Cabañas de madera del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 250

La zona de picnic es bastante espaciosa, con las mesas bastante separadas entre sí para preservar mejor la intimidad de las familias que se paran a comer o a beber algo aquí. Tiene pinta de que se tiene que estar muy bien hasta en verano.

Zona de picnic del Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 500

Zona de picnic en el Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 22mm, ISO 800

Y sin nada más que ver aquí, nos dirigimos al aparcamiento cruzando de nuevo el camino asfaltado, que se pierde en las profundidades del bosque.

Bosque de Orgi

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 24mm, ISO 500

El Bosque de Orgi es un gran desconocido, y a mí me parece un lugar interesante para visitar aunque parezca más un parque de recreo que no un parque natural. Existen senderos señalizados fuera del parque que pueden ser aún más interesantes para el fotohiker. Yo tuve mala suerte con el día de mi visita, y además era el día de vuelta a Barcelona de mi estancia en el Valle de Baztán, por lo que no pude dedicar mucho tiempo. Creo que el verano debe ser una buena época para visitarlo.

Cómo llegar al Bosque de Orgi

Indicaciones

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA

Guardar

Guardar

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *