Sant Joan les Fonts, entre fuentes de agua y coladas de basalto

Tiempo de lectura estimado: 26 minutos.

En la comarca gerundense de La Garrotxa y dentro del Parc Natural de la Zona Volcànica de la Garrotxa se encuentra el municipio de Sant Joan les Fonts, conocido como Begudà hasta el año 1949. Es el segundo municipio más poblado de la comarca después de Olot, y se encuentra estratégicamente ubicado en la confluencia de Girona con Olot, Figueres y Camprodon. Esto le ha hecho estar poblado desde épocas prehistóricas, dando testimonio de ello el poblado neolítico de La Prunera en el Collet de Sant Cosme, el poblado ibérico del Boscarró o la vía romana del Capsacosta (Via Annia). Además de todo esto hay que añadir al patrimonio histórico la iglesia visigótica de Santa Eulàlia de Begudà, el monasterio románico de Sant Joan les Fonts, la casa fortificada de Juvinyà, el puente medieval que cruza el río Fluvià, o las viejas fábricas papeleras que llevaron la industria a este lugar como la del Molí Fondo.

Y Sant Joan les Fonts no sólo dispone de un rico patrimonio histórico sino también de un valioso patrimonio natural, especialmente geológico, como es la presencia de tres coladas de lava volcánica, una de ellas con blísters (los únicos de la península ibérica), que confluyen en la zona del Molí Fondo y que el río Fluvià y la riera de Bianya han ayudado a conformar con el paso de los miles de años. Y a las tres coladas volcánicas tenemos que sumar las más de 250 fuentes de agua que dan nombre al municipio. Sin duda Sant Joan les Fonts tiene muchas cosas que ofrecer al fotohiker.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

Para conocer la mayor parte de estos tesoros, que son muchos (la prueba son las numerosas fotos que acompañan este artículo) he combinado las tres rutas oficiales, la de las Tres Coladas, la del Boscarró y la de las Fuentes y Verlets, en una sola. Esta nueva ruta es circular, de casi 7,5 km y con pocos desniveles, lo que la hace apta para ir con niños. No hacer caso a los 44 minutos de duración que pone en Wikiloc, ya que no la vas a poder completar en menos de 2 horas y media a poco que te pares a contemplar las rocas o hacer fotos. El recorrido combina senderos, caminos rurales y trazado urbano, por lo que es conveniente llevar calzado de senderismo, y si puede ser impermeable mejor. Aunque pasemos por varias fuentes por el camino también es recomendable llevar agua, y algo de ropa de abrigo si tenemos frío cerca de la riera de Bianya. Es un itinerario adecuado para cualquier época del año (yo lo hice a finales de diciembre del 2018), aunque si ha llovido mucho recientemente puede que los ríos lleven demasiada agua.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en en el + y en el – bajo la barra de reproducción para cambiar la velocidad.

Empezamos nuestro recorrido en la Plaça Major de Sant Joan les Fonts, donde suele haber sitio para aparcar si llegamos temprano por la mañana. Tomamos el Carrer de Sant Antoni. En la esquina hay una floristería que da color a la calle aunque esté cerrada.

Floristería junto a la Plaça Major de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 100

Vamos bajando por esta tranquila calle del casco antiguo de Sant Joan les Fonts. A unos 200 metros llegamos a un pequeño parque urbano desde donde podemos acercarnos al río y tener esta vista del puente medieval y la iglesia nueva. Llama la atención el color oscuro de la roca volcánica con la que está construido el puente.

Puente medieval e iglesia nueva de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Pasada una casa llegamos al puente medieval.

Puente medieval e iglesia nueva de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Cruzamos el río por el puente y llegamos a la Oficina de Turismo, a los pies de la iglesia nueva de Sant Joan. Desde allí podemos asomarnos un momento al Molí Fondo y ver la famosa cascada desde la parte superior. También tendremos una vista general de las tres coladas de lava que veremos después en el recorrido con más detalle. La ruta realmente continua por las escaleras que suben desde la Oficina de Turismo junto a la iglesia. Al pie de las escaleras también hay un plano informativo.

Junto a la Oficina de Turismo de Sant Joan les Fonts, con el Molí Fondo a la derecha y las escaleras de la Ruta de las 3 Coladas enfrente

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Desde lo alto de las escaleras el camino llanea como un pasillo al lado de la iglesia. Abajo a la derecha vemos la Resclosa de La Reformada.

Resclosa de la Reformada en el Molí Fondo

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

A nuestra izquierda se levanta la iglesia de Sant Joan Baptista, construida entre finales del siglo XIX y finales del XX (el campanario y el rosetón fueron lo último). Para su construcción se emplearon rocas volcánicas, como se puede comprobar por el color oscuro de sus muros. La foto es del día anterior a la excursión y por esto sale el cielo azul.

Parte trasera de la iglesia nueva de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 26mm, ISO 100

Detrás de la iglesia hay un pequeño parque con una fuente y seguidamente el camino inicia el descenso.

Bajando al Boscarró detrás de la iglesia nueva de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 640

Torcemos a la derecha tan como indica la señal y llegamos a unas escaleras que bajan al Molí Fondo.

Bajando al Molí Fondo

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 500

Bajamos por ellas con cuidado. A nuestra derecha tenemos una pared de basalto. Algunos árboles han conseguido echar raíces por los resquicios más inverosímiles integrándose con las rocas.

Raíz de un árbol en una pared de basalto del Molí Fondo en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 320

Una vez abajo, frente a nosotros tenemos la famosa cascada del río Fluvià en la Resclosa de la Reformada, la típica postal de Sant Joan les Fonts. A su lado las instalaciones abandonadas del Molí Fondo. La presa está construída sobre una de las tres coladas de lava (o de basalto), concretamente la más antigua, de 700.000 años.

Cascada del Molí Fondo en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 100

El agua del Fluvià sigue su curso tranquilamente entre bloques de basalto. A lo lejos y entre esos bloques de roca veo unos ánades reales (Anas platyrhynchos) se acicalan el plumaje a lo lejos.

Ánades reales en el Fluvià junto al Molí Fondo de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 160mm, ISO 1250

Otra imagen de la cascada con parte del suelo que piso, que corresponde a la segunda colada de Sant Joan les Fonts, de 150.000 años de antigüedad.

Cascada del Molí Fondo de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

Esta segunda colada conforma un suelo de bloques que recuerda la famosa Calzada del Gigante en Irlanda, pero la que estamos pisando es mucho más reciente relativamente, sólo 150.000 años frente a los 60 millones de la irlandesa.

Suelo de basalto de la segunda colada de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 26mm, ISO 125

Si miramos hacia la pared de roca comprobamos que estos bloques de basalto son más bien losas que aparecen apiladas en capas. Esto se debe a que esta lava se enfrió mientras iba fluyendo a bastante velocidad.

Losas de basalto de la segunda colada de lava de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Losas de basalto de la segunda colada de lava de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 60mm, ISO 640

Poco más adelante vemos que este suelo de basalto se ondula formando pequeños túmulos, algunos de ellos rotos en sus puntos más altos.

Blísters de la segunda colada de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 50mm, ISO 320

A raíz de una limpieza realizada en el terreno en 2016 se ha descubierto que estos túmulos de basalto no son ni más ni menos que blísters, unas burbujas producidas en los túneles de basalto por la elevada presión de la lava líquida que fluía por debajo. Son los únicos de la península ibérica y sólo se han encontrado otros similares en las Canarias, Irlanda y Hawaii. Su interior fue ocupado por basalto y sedimentos del Fluvià.

Interior de un blíster de la segunda colada de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 28mm, ISO 800

Aquí un túnel de lava abierto por efecto de la erosión del río y cubierto de hierba como si fuera un camino.

Túnel de lava en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 60mm, ISO 500

Frente a nosotros y al fondo la tercera colada de lava, de 120.000 años de antigüedad y que se sabe que procede del volcán de la Garrinada en Olot. Conforma la base del Boscarró. Entre la tercera colada y la segunda hay un estrato de sedimentos procedentes del río, y que indica una época de mínima actividad volcánica.

Coladas de lava del Molí Fondo en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 160

En esta tercera colada se aprecian diferentes capas de rocas según la velocidad a la que fluía la lava mientras se enfriaba. La roca basáltica con forma de columna corresponde a una fase de enfriamiento con la lava en reposo.

Tercera colada de lava de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 60mm, ISO 800

En esta foto se aprecia una fractura vertical en la segunda colada y un espacio vacío entre la segunda y la tercera.

Segunda y tercera coladas de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 35mm, ISO 500

Vista y explorada toda esta zona de las coladas en el Molí Fondo regresamos al camino por las escaleras por las que bajamos aquí. Desde arriba tenemos esta vista de la antigua fábrica papelera, el Molí Fondo con su cascada sobre la primera colada, y la segunda colada con el túnel de lava abierto y cubierto de hierba.

El Molí Fondo de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 160

Seguimos por el camino en dirección NE, y antes de recorrer 100 metros vemos unas escaleras a la derecha. Subimos por ellas.

Escaleras que suben al Boscarró en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 800

A mitad del ascenso por las escaleras hay un pequeño apartado a la derecha que nos permite asomarnos al basalto de la tercera colada de lava.

Subiendo al Boscarró en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Llegamos a la parte de arriba del Boscarró que se conforma como una amplia explanada sobre la tercera colada de lava de Sant Joan les Fonts. Esta explanada está cubierta de hierba y árboles, y montones de piedras cubiertos de líquenes, musgo y helechos. Es un lugar particularmente húmedo.

En lo alto del Boscarró de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Hacia la derecha hay un mirador desde el que podemos contemplar el Molí Fondo y la iglesia parroquial.

El Molí Fondo y la iglesia nueva de Sant Joan les Fonts desde el Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Empezamos a rodear el Boscarró en sentido antihorario caminando junto a la cerca de madera.

El Boscarró en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

Abundan las piedras amontonadas así como pequeños muros de piedra que no parecen tener un objetivo concreto. Sobre este muro parece desparramarse un árbol.

Muro de piedra en el Boscarró de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 800

En los años 90 del pasado siglo un grupo de estudiantes encontró restos de cerámica de época ibérica diseminados en el Boscarró. Este hecho y el que no se encontrase una explicación para los muros de piedra motivó que dos vecinos del pueblo investigaran en torno a ellos en el 2013 y encontraron más restos de cerámica y otros objetos de origen ibérico. Este segundo hallazgo dio lugar a un estudio arquelógico preliminar en el Boscarró que concluyó que aquí hubo un importante asentamiento ibérico entre los siglos IV y II aC, el único tan adentro de la Garrotxa. Ahora se está a la espera de financiación para llevar a cabo una excavación más a conciencia. Aquí otro de esos extraños muros de piedra.

Muro de piedra posíblemente ibérico en el Boscarró de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 55mm, ISO 1600

El suelo da fe que la mayoría de árboles del Boscarró son robles.

Hojas secas de roble en el suelo del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 500

Seguimos circunvalando el Boscarró junto al cercado de madera. Al fondo se aprecia niebla.

En el Boscarró de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

La elevada humedad de este terreno favorece el desarrollo de la vegetación y de los hongos.

Hongo sobre raíz de árbol en el Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 40mm, ISO 800

Tras caminar unos 300 metros desde el mirador llegamos a la punta norte del Boscarró. Una alambrada protege una excavación y nos impide llegar al final, aunque desde ella podemos ver igualmente el monasterio románico de Sant Joan de les Fonts.

Ruinas ibéricas en el Boscarró con el monasterio de Sant Joan les Fonts al fondo

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Detrás una zona bastante despejada del Boscarró que nos permite ver la iglesia parroquial desde aquí.

La iglesia parroquial de Sant Joan les Fonts desde el Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Seguimos por el camino que rodea el Boscarró, que ahora sale de él por la derecha.

Saliendo del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 400

Este camino desciende hacia la Riera de Bianya por la umbría del Boscarrò y enseguida se nos descubre a nuestra izquierda la pared de basalto de la tercera colada.

Pared de basalto del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 800

Poco más adelante la pared de basalto se extiende a la izquierda del camino. Llegamos a la antigua cantera de piedra del Boscarró.

Cantera del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

La disposición de los bloques de basalto en la pared nos indica las diferentes fases de enfriamiento y solidificación de la colada de lava.

Pared de basalto de la cantera del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 320

De esta cantera han salido los adoquines que cubrían las calles de muchas poblaciones de Catalunya. La popularización del asfalto y otros materiales hizo que los adoquines cayeran en desuso y la cantera cerró hace muchos años.

Cantera del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

La cantera del Boscarró se ha museizado con paneles que explican particularidades de la cantera y el entorno. Aún quedan apilados bloques de roca listos para extraer adoquines de ellos.

Bloques de basalto en la cantera del Boscarró

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 400

Cuando llevamos cerca de 200 metros por este camino llegamos a la altura de las escaleras por las que subimos al Boscarró, completando la vuelta. A nuestra derecha y al otro lado de unos verdes prados vemos la vieja masía La Planella.

Masía La Planella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 28mm, ISO 100

Llegamos al cruce con las escaleras que bajaban de la iglesia. Nos desviamos por el camino de la derecha.

Desvío a La Planella

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 640

El camino es llano y el entorno sombrío, húmedo y fresco. Me llaman la atención unos arbustos con finas ramas peladas de las que cuelgan unas pequeñas cápsulas rosadas (en diciembre) que dan un poco de color. Se trata del bonetero (Euonymus europaeus), porque la forma de esas cápsulas o frutos recuerdan el bonete de los religiosos.

Frutos de bonetero en invierno

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/250, 250mm, ISO 1600

El camino se dirige a la masía La Planella.

Masía La Planella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

A 200 metros del cruce anterior pasamos junto a La Planella y el camino acaba en otro asfaltado.

Masía La Planella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Seguimos recto por el camino asfaltado y tras unos 70 metros llegamos a un cruce señalizado.

Cruce con el camino de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

La elevada humedad del aire condensa el vapor de agua en el frío metal de la señal.

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 150mm, ISO 320

Seguimos por el sendero de la derecha, que nos llevará a la Riera de Bianya.

Camino a los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 320

Tras cruzar por una barrera para que no accedan vehículos, a los pocos metros avistamos un desvío a la derecha.

Camino a los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

A nuestra izquierda tenemos de nuevo una pared de basalto.

Pared de basalto en el camino a los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 800

Al llegar al desvío vemos que indica hacia la Font de Can Xervanda. Bajamos por el sendero de la derecha.

Camino a la Font de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 500

El entorno es exuberante y muy húmedo. El musgo lo invade todo.

Musgo cubriendo parte de una roca en el camino a la Font de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 30mm, ISO 1000

Tras un giro a la derecha vemos la Riera de Bianya.

Riera de Bianya desde el camino a la Font de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

La humedad empapa los helechos y toda la vegetación que rodea el camino.

Helechos empapados de agua en el camino a la Font de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 640

Otro giro a la izquierda nos deja la riera a nuestra derecha y nos permite ver al fondo unas mesas metálicas que forman parte del entorno de la Font de Can Xervanda.

Llegando a la Font de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 400

Al llegar a la fuente le hago un plano corto porque el entorno se ve muy deteriorado, seguramente a causa de alguna riada reciente.

Font de Can Xervanda junto a la Riera de Bianya en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 500

El agua no es potable y proviene de la que se filtra entre las fisuras del basalto y acaba saliendo al exterior por encima de algún estrato sedimentario. El paraje resulta idílico y antiguamente era una zona de ocio donde acudían los jóvenes de Sant Joan les Fonts a bañarse en la riera.

Poza de Can Xervanda en la riera de Bianya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Seguimos caminando a la orilla de la riera de Bianya hasta que encontramos una pequeña cuesta que nos llevará de nuevo al camino a Fontfreda.

Riera de Bianya cerca de la Font de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 500

Ya de vuelta en el camino de Fontfreda cruzamos otra barrera para que no pasen vehículos.

Barrera en el camino a los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

Más o menos a 200 metros de la Font de Can Xervanda llegamos a los Prats de Can Xervanda (Can Xervanda es la masía que da nombre a todos estos lugares).

Llegando a los Prats de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

Al llegar al prado continuamos por la derecha. Entre la espesa vegetación vemos asomar unas ruinas.

Ruinas de la Turbina de Colom

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Se trata de la Turbina de Colom, que por su ubicación a orillas de la riera podría ser un viejo molino, o por el nombre un generador de electricidad, no lo sé con certeza. Me acerco a ver si averiguo algo más, pero el entorno está tan deteriorado y de difícil acceso por la vegetación que sólo puede hacer esta foto.

Riera de Bianya y muro de la Turrbina de Colom

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 640

Así de tranquilas se ven las aguas de la riera de Bianya frente a las ruinas de la Turbina de Colom.

Riera de Bianya a la altura de la Turbina de Colom

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 400

Regresamos al camino. Unas minúsculas setas se abren paso entre las hojas caídas en el suelo.

Setas en el camino a los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 110mm, ISO 1600

A unos 200 metros de la Turbina de Colom pasamos junto a un desvío a la izquierda. Nosotros seguimos recto. El camino sobre hojas secas y junto a la riera sigue siendo agradable y sencillo.

Camino a los riscos de Fontfreda junto a la riera de Bianya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

Poco más adelante las acolchadas hojas secas dejan paso a las duras piedras y se hace un poco más complicado caminar. Sin duda el agua debe cubrir el camino cuando hay crecidas en la riera.

Camino a los riscos de Fontfreda junto a la riera de Bianya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Riera de Bianya llegando a los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

A medida que avanzamos las piedras del camino son más grandes y hay que caminar con cuidado de no torcerse el tobillo.

Camino a los riscos de Fontfreda junto a la riera de Bianya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Hasta los árboles de la orilla de la riera se apoyan sobre ellas.

Tronco de árbol creciendo sobre una piedra a orillas de la riera de Bianya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 500

A los pies de estos árboles también podemos ver acumulaciones de ramas, troncos y rocas que ha arrastrado la corriente durante las últimas crecidas de la riera de Bianya.

Camino a los riscos de Fontfreda junto a la riera de Bianya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

A unos 200 metros del desvío anterior el camino se aparta bruscamente de la riera en un corto repecho y nos planta frente a los Cingles de Fontfreda.

Cingles de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

La visión tan repentina de esta pared de columnas de basalto tan homogéneas y verticales nos causa sorpresa y asombro. Algunas de esas columnas se han ido desprendiendo de la pared por sí solas.

Bloques de basalto de los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 45mm, ISO 400

Esta pared de basalto es notablemente más alta que la de la cantera del Boscarró.

Pared de basalto de los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Me llama la atención cómo la hiedra ha ido trepando y ramificándose por la pared siguiendo las formas verticales de la roca.

Restos de hierda sobre la pared de los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 28mm, ISO 320

Una vez recuperados de nuestro asombro proseguimos por el mismo camino junto a la pared de basalto.

Camino junto a los riscor de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

El camino acaba unos 100 metros más adelante junto a la riera de Bianya.

Riera de Bianya al final del camino de los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

En esta parte de la riera de Bianya hay una acumulación de piedras que forma una especie de presa que ensancha el cauce.

Punto de cruce de la riera de Bianya hacia el Molí Nou

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

En condiciones normales las piedras están dispuestas de tal manera que se puede cruzar la riera y proseguir hacia el Molí Nou y Can Jep, que sería el camino que deberíamos seguir, pero en esta ocasión la última crecida del río ha movido muchas de las piedras y no es posible cruzar la riera por aquí. Además el tramo de cruce es bastante largo y puede que más adelante esté peor el paso, así que no me queda más remedio que dar la vuelta y buscar alguna alternativa para completar el recorrido. Volvemos a los Cingles de Fontfreda y al pedregoso camino junto a la riera.

Camino de regreso de los riscos de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Al llegar al desvío que encontramos entre la Turbina de Colom y los Cingles de Fontfreda, nos desviamos a la derecha para probar suerte. El camino tiene pinta de que hace mucho tiempo no pasa nadie por él.

Camino abandonado junto a los Prats de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 18mm, ISO 100

Tras unos pocos metros de subida entre arbustos y maleza, el camino va a parar a otro que parece más usado. Ese camino asciende unos 200 metros en linea recta dejando abajo a la izquierda los Prats de Can Xervanda, hasta que da un giro a la derecha y muestra el final de la cuesta.

Camino que sube a Can Xervanda desde los Prats de Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

Ya arriba el todo el camino nos lleva a la masía de Can Xervanda, que actualmente parece más bien un conjunto de cobertizos para guardar trastos y maquinaria.

Llegando a Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

El color de las piedras de los muros denotan el origen volcánico de las mismas.

Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 160

Seguimos por el camino rodeando Can Xervanda.

Camino junto a Can Xervanda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

Can Xervanda por detrás

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

A unos 100 metros de Can Xervanda el camino se acaba en otro asfaltado frente al Mas Marunys.

Camí Vell de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Se trata del Camí Vell de Sant Joan les Fonts. Seguimos hacia la derecha. Unos metros más adelante otro camino conduce a la masía de Can Domènec. Lo ignoramos no sin antes admirar este paisaje rural de la Garrotxa profunda.

Camí de Can Domènec

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Hacia la derecha una bucólica imagen de la Vall de Bianya.

Unas vacas pastando con la Vall de Bianya de fondo

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 22mm, ISO 100

Unos metros más adelante llegamos a un cruce con varias indicaciones de la Ruta de les Font i Verlets. Nosotros seguimos recto.

Señalización de la Ruta de les Fonts i Verlets de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Al lado del camino encuentro otro bonetero, éste con fotogénicas gotas de agua que dan frescor a la foto.

Bonetero en el Camí Vell de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 150mm, ISO 1250

Seguimos por este agradable camino entre prados y pastos. El cielo empieza a aclarar.

Camí Vell de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Cuando llevamos algo más de 500 metros por el Camí Vell pasamos junto a la masía de la Fontfreda. El exterior de esta masía es un tanto caótico. Entre tanto caos me llaman la atención dos pavos reales (Pavo cristatus), que me parecen un poco desubicados.

Pavos reales en la Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 150mm, ISO 1600

Un poco más de caos en la parte trasera de la casa.

Masía La Fontfreda de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Unos 250 metros más adelante llegamos a un cruce. Si hubiéramos podido cruzar la riera de Bianya, tras pasar por el Molí Nou y Can Jep habríamos llegado a este mismo cruce por el camino de enfrente.

Cruce del Camí Vell con el Camí de Mulleres

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 18mm, ISO 100

Nosotros nos desviamos a la izquierda, por el Camí de les Molleres. A nuestra derecha un campo recien labrado y al fondo la Serra de Sant Valentí.

Campo labrado y Serra de Sant Valentí al fondo

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/200, 22mm, ISO 100

A la izquierda unos establos con vacas. En un extremo del terreno veo un apartado con los cerdos más grandes que he visto en mi vida. No exagero nada si digo que debían pesar más de 200 kg cada uno.

Cerdos en un terreno junto al Camí de Mulleres

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Unos metros más adelante, a la izquierda el verde paisaje del Pla de Gibrella.

El Pla de Gibrella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

A menos de 300 metros del cruce pasamos junto a Can Rabert.

Can Rabert en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 18mm, ISO 100

Dejamos atrás esta vieja casa y llegamos a la altura de Can Rabert Nou, que debe ser la nueva casa.  A mí me gusta más la vieja, así que no puedo dejar de echarle una mirada atrás.

Can Rabert desde Can Rabert Nou

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Detras de Can Rabert Nou hay un cruce señalizado.

Cruce de la Runta de les Fonts i Verlets detrás de Can Rabert Nou

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Nos desviamos a la izquierda por el estrecho sendero entre arbustos.

Sendero a la fuente de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

A medida que avanzamos nos sentimos como si hubiéramos dado un salto en el tiempo.

Camino a la fuente de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

Nos adentramos en el paisaje rural del Pla de Gibrella. A nuestra derecha vemos Can Picart y de fondo el Sant Cosme (617 m) en la Serra d’Aiguanegra.

Can Picart en el Pla de Gibrella

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

A unos 200 metros del cruce de Can Rabert Nou cruzamos un paso cercado de alambre junto al arroyo Verlets.

Camino a la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Nos alejamos del Verlets, pero pronto nos lo volveremos a encontrar.

El Verlets cruzando el Pla de Gibrella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 60mm, ISO 160

Una mirada atrás para contemplar este bello entorno desde otro punto de vista.

Camino de la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

El camino se convierte en un agradable paseo rodeado de un paisaje verde a pesar de estar a finales de diciembre. Porque si hay algo que caracteriza La Garrotxa aparte de sus volcanes es el verde, y más aún en esta zona de los humedales del Verlets.

Paisaje del Pla de Gibrella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

El Pla de la Gibrella en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Camino de la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Nos volvemos a encontrar con el Verlets, como ya dije antes.

El Verlets

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Aunque no lo parezca, la suave elevación que hay delante nuestro es un volcán, o más bien lo poco que queda de él, del Volcà de La Canya.

El volcán de La Canya

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Nosotros seguimos por el sendero junto al Verlets.

El Verlets en el Pla de Gibrella

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 26mm, ISO 160

A los pocos metros llegamos a un paso de piedras sobre el Verlets.

La Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Embobados por la belleza de este bucólico rincón nos podemos pasar de largo la Font de Fontfreda, que está a la izquierda de esta hilera de piedras escondida entre las plantas.

Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 60mm, ISO 200

Nos disponemos a cruzar el Verlets. A nuestra derecha el leve contraluz del sol que atraviesa la tenue nubosidad que nos cubre realza el arroyo al reflejarse en su superficie.

El Verlets

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 22mm, ISO 100

Unos pocos pasos y un leve cambio de ángulo, ya desde el centro del paso de piedras, y la visión es totalmente diferente.  Dan ganas de plantar un caballete allí mismo y plasmar en un lienzo lo que estamos viendo.

Humedal del Verlets a la altura de la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Desde la otra orilla del Verlets tenemos esta vista de la Font de Fontfreda.

Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Proseguimos por el mismo camino junto al arroyo, que queda a la sombra de los árboles. ¡Qué afortunados son los vecinos de Sant Joan les Fonts y de La Canya de vivir en este pedazo de paraíso! Al fondo vemos ya Sant Joan les Fonts.

Camino de la Fontfreda a Sant Jona les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 100

Una mirada hacia atrás de este precioso lugar. Tiene que ser bastante fresco en verano.

Camino de Sant Joan les Fonts a la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Y verdor y más verdor mirando hacia el Volcà de la Canya.

Mirando al volcán de la Canya desde el camino a la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Cada vez nos acercamos más a Sant Joan les Fonts.

Llegando a Sant Joan les Fonts desde la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

A unos 300 metros de la Font de Fontfreda nos cruzamos con un camino que va a Can Domènec y al Camí Vell de Sant Joan les Fonts. A partir de aquí el Verlets se convierte en acequia, el Rec de Verlets.

Llegando a Sant Joan les Fonts desde la Font de Fontfreda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Nosotros seguimos recto junto a la acequia. A unos 150 metros llegamos al núcleo urbano de Sant Joan les Fonts. Tomamos la primera calle a la derecha y 50 metros más adelante vemos un pequeño puente de madera en medio de un solar. Nos dirigimos hacia él a través de un imperceptible sendero.

Puente de madera en las afueras de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Puentre de madera en las afueras de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Después de cruzar el puente atravesamos un pequeño parque infantil y llegamos a la balsa de La Rompuda. Aquí van a parar las aguas del Verlets y también las de un antiguo lavadero abastecido por la Font de la Rompuda.

Balsa de la Font de la Rompuda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 24mm, ISO 160

El lavadero es bastante grande.

Lavadero de la Font de la Rompuda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 160

Mientras contemplo la quietud del agua del lavadero de La Rompuda no dejo de ver una lavandera boyera (Motacilla flava) haciendo rápidos vuelos rasantes sobre el agua. Intento fotografiarla sin éxito. Al final sólo consigo esta foto en un instante que se paró a descansar. Está en el centro de la imagen si no eres capaz de verla.

Lavandera boyera en el lavadero de la Font de la Rompuda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/400, 250mm, ISO 1600

En un extremo del lavadero está la pequeña fuente de La Rompuda, que la verdad no luce como el lavadero o la balsa. No me apeteció ni hacerle una sola foto. Seguimos caminando al Este por el Carrer de Sant Pere junto a unas ruinas. Al fondo ya vemos la iglesia nueva de Sant Joan les Fonts.

En firección al centro de Sant Joan les Fonts desde la Font de La Rompuda

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Por delante y al otro lado de la calle vemos una estructura de columnas de ladrillo con un tejado a dos aguas junto a una pequeña represa de una acequia. Al parecer se trata de un antiguo secadero de papel, pero me cuesta imaginarlo con la reconstrucción que han hecho de él.

Antiguo secadero de papel entre la Rompuda y el Fluvià

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 18mm, ISO 100

Bajamos recto por el paseo que baja al río Fluvià, y en menos de 300 metros llegamos al puente medieval frente a la iglesia nueva.

Puente medieval de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Cruzamos el río por el puente, y al llegar al otro lado seguimos las indicaciones al castillo medieval Estada Junvinyà.

Indicaciones a la Estada Juvinyà en la calle mayor de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 30mm, ISO 250

Seguimos a la derecha por el Carrer Major y a unos 150 metros nos desviamos a la derecha por un callejón, el Carrer de Juvinyà. Al fondo ya podermos ver esta edificación medieval.

Llegando a Estada Juvinyà

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

La calle acaba en una pequeña plaza frente a la cual se haya la Estada de Juvinyà. Aunque hay espacio suficiente para que quepa en una fota con focal de 18mm decido montar el ultra gran angular para que la perspectiva realce las dimensiones de esta casa fortificada. Mal denominada castillo, la Casa Forta de Juvinyà es uno de los mejores ejemplos conservados de arquitectura civil de época medieval, una casa fuerte de un caballero o señor del siglo XII.

Esta Juvinyà en Sant Joan les Fonts

Sony A-580, Tokina 11-16, f/8, 1/125, 11mm, ISO 100

A su izquierda hay otra Oficina de Turismo, y entre ella y la casa medieval nos podemos asomar al río Fluvià. Por una corriente de agua que va por una especie de foso desde la entrada de la casa a la parte posterior me imagino que alguna vez esta casa debió tener también función de molino. Regresamos al Carrer Major por la calle que sube frente a la Oficina de Turismo e iniciamos el camino de regreso al coche hacia la izquierda. Poco antes de llegar a la altura del puente medieval me llaman la atención unas pequeñas plantas que nacen entre las juntas de las piedras volcánicas de un muro a mi derecha. Se trata de barretets u ombligos de Venus (Umbilicus rupestris).

Ombligos de Venus en un muro del Carrer Major de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, Tokina 11-16, f/8, 1/30, 16mm, ISO 500

Llegamos a la altura del puente medieval y aprovecho para fotografiarlo junto con la iglesia desde otra perspectiva.

Puente medieval e iglesia nueva de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, Tokina 11-16, f/8, 1/125, 11mm, ISO 100

Ahora que el azul ya domina el cielo, el puente y la iglesia se ven muy diferentes desde el pequeño parque donde les hice la foto al principio del recorrido.

Puente medieval e iglesia parroquial de Sant Joan les Fonts

Sony A-580, Tokina 11-16, f/8, 1/100, 11mm, ISO 100

Y ya sólo nos quedan 150 metros para completar este completo recorrido. Si has conseguido leer hasta aquí espero haberte dado motivos para ir tú mismo a Sant Joan les Fonts y ver y disfrutar en vivo de todas estas maravillas que te he mostrado.

Cómo llegar a Sant Joan les Fonts

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA


  • Artículo bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND 4.0 International. Puedes compartirlo si citas al autor, si no obtienes ningún beneficio económico, y si lo mantienes íntegro, sin realizar ninguna modificación en el texto ni en las fotos. Y si además me lo comunicas, me harás muy feliz. 🙂
 
  • 375
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *