Muskilda, el santuario románico de Irati

Cuando vas de vacaciones a un sitio para conocerlo profundamente, aunque todos los recorridos que quieres hacer los tengas previstos y programados, conviene acercarse antes a la Oficina de Turismo porque ellos son los que mejor conocen el lugar y quienes mejores consejos te van a dar en función de tus intereses. Es lo que me sucedió cuando estuve en Ochagavía (ver mi recorrido por el bosque de Zabaleta). El primer día acudí a la Oficina de Turismo de Ochagavía, expliqué que iba a estar por allí una semana y que me interesaba conocer la Selva de Irati y su entorno, y prácticamente me cambiaron la mayoría de ideas que tenía. Entre otras cosas me propusieron un recorrido sencillo que partía de allí mismo de Ochagavía, y decidí que ése sería el primero que haría.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

El recorrido en cuestión es circular, de poco más de 7km reales (ya sabemos que los recorridos de los fotógrafos son algo más largos de lo indicado) y con muy poco desnivel, apto para toda la familia, aunque no para cochecito de niño. Parte del recorrido es por el antiguo sendero de Irati y otra parte, ya de vuelta, por el Via Crucis de Muskilda, que es un tramo del famoso sendero GR-11.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en la tortuga o en la liebre para cambiar la velocidad de reproducción.

Empezamos justo detrás de la iglesia de Ochagavía y subimos una calle empedrada que nos lleva al límite del pueblo.

La última cuesta de Ochagavía, inicio del recorrido.

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

Al final de la cuesta llegamos a un punto del que parten dos caminos, uno a la derecha que corresponde al Via Crucis de Muskilda (GR-11, señales blancas y rojas), y otro a la izquierda que es el sendero SL-NA 65 (señales blancas y verdes), el antiguo sendero a Irati. Podemos tomar cualquiera de los dos, ya que es el punto de inicio y de final, pero mejor empezar por el de la izquierda ya que hay menos cuesta por ese lado.

El sendero asciende en suave cuesta, con el valle del río Zatoya a la izquierda y la falda del Muskilda a la derecha, a ratos entre una espesa vegetación y a ratos por trozos más claros.

Subiendo por el SL-NA 65, el antiguo sendero a Irati

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/25″, 35mm, ISO 1600

En una de estas zonas más despejadas de vegetación nos detenemos un momento y miramos hacia nuestra izquierda para contemplar los colores del otoño en su esplendor. Cabe decir que estuvo toda la noche lloviendo y el cielo no acaba de abrirse.

Colores del otoño cerca de Ochagavía

Sony A-580, DT 18-250, f/11, 1/30″, 18mm ISO 320

La humedad acumulada por las hojas y la lluvia caídas en el suelo ayuda a proliferar diminutas setas que tienes que agacharte para poder verlas.

Setas entre las hojas del viejo sendero a Irati, en Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/5, 1/30″, 60mm, ISO 1600

Una seta minúscula

Sony A-580, DT 18-250, f/5.6, 1/30″, 100mm, ISO 1600

Un grupo de setas en una orilla del viejo sendero a Irati, en Muskilda.

Sony A-580, DT 18-250, f/4.5, 1/20″, 40mm, ISO 1600

A lo largo del camino también vamos encontrando algunos paneles que nos informan de las diferentes especies de árboles que nos vamos cruzando. Llegamos a una bifurcación y tomamos el camino que sigue recto, el de la derecha. Enseguida el suelo se cubre de rojo y los árboles de amarillo. El bosque ha cambiado.

Entramos en el hayedo de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/20″, 18mm, ISO 1600

Sendero con alfombra roja.

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1600

Miramos hacia atrás para ver el cambio de color de verde a amarillo.

Hayas aún con hojas verdes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/15″, 18mm, ISO 1600

La vegetación de ambas orillas del sendero tiene a unirse y nosotros nos sentimos arropados por los colores del otoño.

Rodeados de otoño

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1000

Hace muy poco que ha llovido en este sector del bosque.

Hojas de haya empapadas de agua de lluvia

Sony A-580, DT 18-250, f/5.6, 1/100″, 90mm, ISO 1600

Líneas y colores en una parte más densa del bosque formada por árboles jóvenes.

Hayas jóvenes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/15″, 35mm, ISO 1600

La altísima humedad del suelo crea un espeso tapiz a base de hojas y musgo.

Tapiz de hojas y musgo

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/20″, 35mm, ISO 1600

Pasamos otra bifurcación en la que tomamos el camino de la derecha, y a los pocos metros nos encontramos en un lugar singular, con un haya de tronco colosal y formas grotescas, “el Haya de los 17 brazos“, y a sus pies la Fuente de Muskilda.

El Haya de los 17 brazos y la Fuente de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/25″, 18mm, ISO 1600

Ahora el sendero se estrecha y va avanzado en suave cuesta, hasta que se acaba el bosque y nos cruzamos con la GR-11 en unos pastos con una vista espectacular. Estamos en la borda Xubri.

Los pastos de la borda Xubri

Sony A-580, DT 18-250, Pano, f/4, 1/80″, 18mm, ISO 100

Borda es como se llama en el Pirineo a las construcciones que se utilizan para guardar al ganado o almacenar la comida para los animales. Se utiliza la misma palabra tanto en Navarra como el resto del País Vasco, Aragón, Catalunya, Andorra y Francia. Las vistas tanto a izquierda como a derecha de la borda Xubri son estupendas, y el otoño se muestra en todo su esplendor.

Vistas a la derecha de la borda Xubri

Sony A-580, DT 18-250, Pano, f/9, 1/30″, 19.2mm

El GR-11 es un sendero que recorre todo el Pirineo desde el Cantábrico hasta el Mediterráneo. Este trozo corresponde a la Etapa 6.

Fragmento de la Etapa 6 del GR-11

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 320

Nos acercamos a la borda. Al fondo las nubes amenazan lluvia, ahora más en serio, y empiezan a caer las primeras gotas.

La borda Xubri más de cerca

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 250

Ahora que ya hemos disfrutado con las vistas, y como no nos queremos mojar, empezamos a caminar por el GR-11 en dirección al santuario de Muskilda. El camino asciende suavemente.

Subiendo a Muskilda por el GR-11

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 640

Tras cruzar una carretera asfaltada (la que sube a Muskilda), el GR-11 continúa al otro lado convertido en sendero en lugar de pista.

Último tramo del GR-11 antes de llegar al santuario de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/20″, 35mm, ISO 1600

A pocos metros del santuario el sendero acaba en la misma carretera de acceso, y más allá vemos el santuario, con su ermita construida el siglo XII en la cima del Muskilda, a 1.025 metros de altitud. Es característica la torre de base cuadrada con el tejado cónico de tablillas de madera. Antes de la entrada hay unas mesas y bancos de piedra donde poder comer.

Santuario de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

El camino continúa a través del santuario, pero hay que tener en cuenta que tiene unos horarios (consultar aquí) y no siempre está abierta la verja. En el caso de estar cerrado, el camino continúa rodeando el santuario por la derecha, antes de las mesas y bancos de piedra. Está señalizado.

El recinto está formado por la ermita, la casa del ermitaño y la vieja hospedería, bajo la cual pasa el GR-11. A uno de los lados venden artesanía de la zona, especialmente arcones tallados en madera de nogal a precios con tres ceros. A ambos lados del recinto se tienen unas vistas fantásticas de la zona. Hay que recordar que estamos en el punto más alto de los alrededores de Ochagavía. Mi favorito es el que hay al rodear la ermita por la derecha.

Fachada sur de la ermita de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 28mm, ISO 200

Vistas de los Pirineos desde el mirador de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

Emprendemos ya el camino de regreso a Ochagavía siguiendo el GR-11 y “deshaciendo” el Via Crucis, pasando por debajo de la hospedería, que dejamos atrás.

Vista de la vieja hospedería de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

A lo largo del camino nos iremos encontrando con varias cruces antiguas, 15 en total.

Cruces del Via Crucis

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 800

En pocos metros, cuanto aún vemos la hospedería a nuestras espaldas, encontramos el Pilar de la Virgen, construido en 1654, en el interior del cual dicen que está el tronco de roble sobre el que se apareció la Virgen al pastor según la leyenda.

El Pilar de la Virgen de Muskilda

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 18mm, ISO 1250

Sin duda es mejor hacer este camino de bajada que de subida, aunque lógicamente los fieles suben por aquí en la romería.

Fuerte cuesta del Via Crucis

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/20″, 18mm, ISO 1600

Gran parte del camino está empredado, cosa que con la lluvia hace que tengamos que tomar precauciones para no resbalar, y más si vas con una mano ocupada con la cámara.

Piedras mojadas

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/160″, 150mm, ISO 1600

En el último tramo el camino zigzaguea contínuamente para poder salvar mejor el desnivel. Uno de esos giros  nos regala una bonita vista de Ochagavía.

Vista de Ochagavía

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 24mm, ISO 250

Unos pocos pasos más y llegamos al punto final y de inicio del circuito, en lo alto de la cuesta empedrada de detrás de la iglesia.

Ochagavía desde el inicio y final del reocrrido

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 320

Espero que toda esta explicación y las imágenes te animen a hacer este recorrido, que la verdad es que a mí me encantó. Y para otra vez ya sabes, déjate aconsejar por la Oficina de Turismo.

Cómo llegar a Muskilda

Indicaciones

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA


 

8 comentarios en “Muskilda, el santuario románico de Irati

  • Vaya… Uffff….
    Es que no se que escribirte porque me he quedado sin palabras…
    La verdad es que iba a comentar lo bonita que me parecía la foto del bosque la 2ª, con aquella profundidad y la misma naturaleza invitándote a la endentrarte con ese caminito de piedras… pero claro, luego la foto de las “vistas de los colores del otoño” brutal.
    Más abajo me encuentro con las setas, me encanta la 3ª, parecen que estén colocadas para la foto, qué monas!!!
    Sigues bajando… los rojizos de las hojas “maduras”, el contraste con las amarillas y verdes es fantástico!!!
    Y más abajo… un bokeh perfecto de las hojas en el arbol amarillas y marrones… qué preciosidad!
    La foto de la casa blanca, que parece una postal…
    Y la foto q me enamora, la del camino de piedras mojadas, me encantaaaaaa!!!
    Después de un día durillo me ha relajado mucho leerte, con ganas de calzarme las botas, cargar las baterias de mi mirrorless, con 32GB de memoria y patear.
    Creo que lo haré el domingo que estoy sola y lo necesito, algún sitio por aquí cerca encontraré!
    Gracias, gracias, gracias esta ruta me ha parecido maravillosa y me ha ido muy bien.
    Saludos.
    Yolanda R.

     
  • PRECIOSO!!! Necesito ir, tengo que ir! Las fotos maravillosas
    Y ahora como lo hago para ir??? Que no me pilla tan cerca!

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *