La laguna de Cal Tet, recuperando el medio natural en el Delta del Llobregat

Tiempo de lectura estimado: 10 minutos

La desembocadura del río Llobregat entre Barcelona y el Prat está en continua transformación debido a la actividad humana. De la explotación agrícola aprovechando la riqueza de las aguas del río y la bonanza del clima se pasó al deterioro de la zona a causa de la contaminación de las aguas por la actividad industrial de finales del siglo XIX y primera mitad del XX en el cauce del río. Y cuando ya se estaba recuperando el Delta del Llobregat, a principios del siglo XXI la ampliación del puerto de Barcelona obliga a desviar la desembocadura del río. Afortunadamente esta modificación del curso del río se ha hecho con algo de cabeza y en paralelo se ha llevado a cabo una gran tarea de recuperación del delta, siendo uno de sus máximos exponentes la laguna de Cal Tet.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

La laguna de Cal Tet es de origen natural. Ya existía desde antiguo, pero tras el cambio del cauce del Llobregat se ha transformado en un elemento de depuración de las aguas del río. Entre la laguna y el río hay un sistema de balsas rectangulares que ocupan unas 17 hectáreas. Estas balsas reciben agua de la depuradora del Llobregat que está en la otra orilla del río. El carrizo plantado en estas balsas se encarga de eliminar de forma natural los últimos restos de contaminación de las aguas, como pueden ser los nitratos y otros elementos químicos, y luego esta agua limpia pasa a la laguna de Cal Tet, donde podemos ver multitud de aves acuáticas como fochas, zampullines, garcetas, cormoranes y diversas especies de patos. Al lado de la laguna de Cal Tet se encuentra la pineda de Ca l’Arana, donde viven murciélagos y rapaces nocturnas. Y antes de llegar al mar está la playa de Ca l’Arana, que a veces se inunda parcialmente y donde suele haber gaviotas corsas, garcetas y gran cantidad de aves limícolas.

El itinerario que propongo para visitar la laguna de Cal Tet es totalmente plano y de unos 7 km en total por los Espais Naturals del Llobregat. Es apto para niños y personas con movilidad reducida. Es recomendable llevar calzado cómodo, y en primavera y verano conviene ponerse repelente para mosquitos. Aparte de la cámara también está bien llevar prismáticos para observar la fauna con detalle. Si no tienes los alquilan en el Centro de Información del parque. Al ser una zona protegida tienen unos horarios de apertura que varían según la época del año. El parque está abierto todos los días del año excepto los lunes no festivos y los días 1 y 6 de enero y 25 y 26 de diciembre. Entre noviembre y marzo el horario es de 9 a 17, de abril a junio de 9 a 19, julio y agosto de 9 a 15, y septiembre y octubre de nuevo de 9 a 19. Yo lo hice a finales de marzo del 2012 en una salida organizada por la agrupación fotográfica ENFOCA, y como verás por las fotos, nos dejaron estar hasta el anochecer porque estuvimos acompañados por un guía.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en la tortuga o en la liebre para cambiar la velocidad de reproducción.

Empezamos el itinerario en el mismo lugar que el circuito del Semàfor del Prat, en el aparcamiento de los “Espais Naturals del Riu“, saliendo de El Prat del Llobregat en dirección al cementerio. Una vez pasado el cementerio se llega a una rotonda y se sale por la salida de la izquierda. A pocos metros tras cruzar el canal de la Bunyola encontramos este aparcamiento a nuestra derecha, y dejamos allí el coche. Por la proximidad de los dos itinerarios no es descabellado intentar unirlos en uno solo. Es una posibilidad que estoy valorando, y si lo hago ya publicaré un completo reportaje de un itinerario combinado Semàfor del Prat – Cal Tet – Mirador del Avions. (Este itinerario combinado que menciono se ha publicado el 9/11/2017).

Pero por ahora nosotros a lo nuestro. Salimos del coche y seguimos por el camino por el que hemos llegado en coche, el Camí Reial de València, en dirección al Centro de Información del parque. Tras cruzar la puerta del parque podemos pedir información en la oficina o bien seguimos recto hacia el río Llobregat. También hay un mirador en lo alto de una torre metálica desde donde observar todo el entorno desde unos pocos metros de altura. Una vez el camino llega a la orilla del río, gira 90 grados a la derecha. Desde allí podemos ver grupos de flamencos tranquilamente en el agua.

Flamencos en el río Llobregat

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 100

Seguimos por el camino río abajo, hacia la desembocadura. El camino es todo recto. A nuestra derecha las balsas depuradoras con carrizo. A nuestra izquierda nuevo cauce del río Llobregat, y más allá, en la otra orilla, la depuradora y otras instalaciones industriales. Hay que tener en cuenta que hasta el año 2005 el río quedaba 1km más allá de este lugar. Cuando llevamos unos 800 metros por esta recta pasamos por el mirador de Can Malet, y 600 metros más adelante a un cruce que nos invita a girar a la derecha para ir al mirador de Cal Beites y el Aguait (hide) de Cal Tet. Le hacemos caso. y giramos.

El camino pasa entre unos eucaliptos y se aleja del río. A 50 metros llegamos el mirador de Cal Beites, que nos muestra una vista elevada sobre la laguna de Ca l’Arana, a la izquierda. Más adelante llegamos a la pineda de Ca l’Arana, un pequeño bosque de pinos, la pineda litoral más septentrional en el delta del Llobregat. Frente a él, a nuestra derecha, sale un camino que cruza un pequeño puente de madera. Este camino lleva al Aguait del Sabogal y es por el que sigue nuestro itinerario. Sin embargo yo seguí un poco más hasta casi el Aguait de Cal Tet, al final de la pineda, para tomar unas fotos de unos árboles muertos con unas formas dramáticas, como si hubieran muerto tras una gran agonía.

Una pareja de palomas torcaces en un pino muerto de la pineda de Ca l'Arana

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/640″, 200mm, ISO 100

Árbol muerto en la pineda de Ca l'Arana

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/400″, 60mm, ISO 100

Aquí también ha llegado la plaga del picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus), un coleóptero que ha diezmado las palmeras canarias de gran parte de la costa mediterránea.

Palmeras de Cal Tet afectadas por el picudo rojo

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/400″, 70mm, ISO 100

En la pineda de Ca l’Arana viven rapaces nocturnas como el autillo y pájaros forestales como el agateador. También hay una interesante colonia de murciélagos que pueden encontrar refugio dentro de troncos de árboles muertos.

Un tronco hueco de un árbol muerto

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/160″, 60mm, ISO 100

Mientras estamos por allí no es extraño que nos sobrevuelen grupos de aves, como estos patos cuchara.

Patos cuchara sobrevolando Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 100

Bien, tras esta breve salida de ruta (total, luego volveremos por aquí) tomamos el camino que va al Aguait del Sabogal cruzando el puente de madera. Este camino, también rectilíneo, vuelve en dirección a la entrada de los Espais Naturals del Llobregat, discurriendo entre carrizos, a la derecha los de las balsas de depuración y a la izquierda los de la laguna de Cal Tet.

Carrizos de la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/200″, 120mm, ISO 500

Tras recorrer unos 350 metros desde el cruce anterior, a nuestra izquierda encontramos una larga pasarela de madera justo donde empieza una hilera de chopos en el margen izquierdo del camino. Esta pasarela acaba en el hide del Sabogal. Si durante todo el camino es recomendable no hacer ruidos para no molestar a los animales, en las inmediaciones del hide y sobre todo dentro hay que guardar el máximo silencio. A veces suele haber fotógrafos de naturaleza con sus costosos equipos esperando durante horas para conseguir una gran foto. Dentro del hide hay una buena vista de la parte norte de la laguna de Cal Tet. Dada la hora de la tarde en que estuve, el sol de cara me ayudó a capturar esta interesante carrera de una focha sobre la superficie del agua.

Despegue de una focha en la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 100

Aquí una vista general desde la ventana del hide. A la izquierda y semioculta tras la vegetación se aprecia la torre de control del aeropuerto del Prat.

Norte de la laguna de Cal Tet desde el escondite de Sabogal

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/250″, 28mm, ISO 100

Alargando focal en la lengua de tierra que entra en la laguna por la derecha vemos un grupo de cormoranes y una pareja de ánades reales. Al fondo y sobre el agua un grupo de fochas y patos cuchara.

Diversas aves acuáticas en la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 200

Estos cormoranes se estaban retirando poco a poco a sus dormideros. Aquí uno de ellos ya en el aire sobre el cielo del atardecer.

Un cormorán en vuelo

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 125

Aquí otro cormorán en plena maniobra de despegue. A diferencia de las fochas, que despegan a la carrera, los cormoranes despegan “a saltos”, golpeando el agua con las dos patas a la vez para ganar altura. La verdad es que llegan a avanzar bastantes metros sobre el agua hasta que consiguen despegar.

Maniobra de despegue de un cormorán

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/400″, 200mm, ISO 100

La verdad es que el lugar es muy tranquilo, y sobre todo a estas horas de la tarde.

Laguna de Cal Tet al atardecer

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/100″, 40mm, ISO 100

Y eso a pesar de tener los aviones aterrizando a pocos metros de allí en un aeropuerto de categoría internacional como es el de Barcelona.

Avión aterrizando desde la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/60″, 35mm, ISO 100

Salimos del hide del Sabogal para ir ahora al de Cal Tet, regresando por donde hemos venido hasta la pineda de Ca l’Arana. Una vez frente a la pineda seguimos hacia la derecha. El sol ya se ha ocultado tras el macizo del Garraf y tenemos que aprovechar lo poco que va a durar la luz del crepúsculo. No será tu caso porque el horario de cierre del parque es siempre antes de la puesta del sol.

Crepúsculo en Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/160″, 90mm, ISO 320

Crepúsculo en Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/100″, 60mm, ISO 100

A estas horas en que aún hay algo de luz muchas aves abandonan la laguna para ir a sus dormideros.

Aves sobre la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/125″, 70mm, ISO 125

Gaviotas sobre la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/160″, 100mm, ISO 125

Las manchas borrosas en la foto al ampliarla no son suciedad en el sensor sino mosquitos que formaban parte de una nube que nos sobrevolaba a nosotros en ese momento.

Llegamos al Aguait de Cal Tet. De nuevo recordar que hay que guardar el máximo de silencio para no espantar a las aves acuáticas que pueda haber allí. A través del ventanal del hide miramos hacia el macizo del Garraf, donde podemos ver alguna de sus cimas más altas como el Rascler de 572m en el centro y a su derecha el Puig Ginebró de 594m con su característica antena esférica.

El Rascler y el Puig Ginebró en el Garraf

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 640

Delante nuestro una vista de la laguna de Cal Tet, a estas horas bastante despoblada de aves.

La laguna de Cal Tet desde el Aguait de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/50″, 30mm, ISO 125

Una garza real surca el cielo con su elegante vuelo.

Garza real volando sobre la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/320″, 200mm, ISO 1600

Y en otra parte del cielo es una rapaz que no puedo identificar la que atrae mi atención. Me gusta cómo queda su silueta sobre el cielo crepuscular.

Una rapaz sobrevolando Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/250″, 200mm, ISO 1600

Mientras tanto en el agua apenas hay alguna focha, algún zampullín, y un somormujo.

Somormujo en la laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/30″, 200mm, ISO 1600

A lo lejos las luces de la civilización ocupan el lugar de la luz del día.

Laguna de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/20″, 28mm, ISO 1600

Los mosquitos se están empezando a convertir en una molestia hasta dentro del hide, por lo que ha llegado la hora de irse antes de que sea oscuro del todo.

Un mosquito en el Aguait de Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/25″, 200mm, ISO 1600

Salimos del aguait de Cal Tet y regresamos hasta el río Llobregat. A medida que pasan los minutos la luz va desapareciendo sobre las montañas a la vez que la oscuridad va cayendo desde arriba. En el cielo destacan Venus y Júpiter, que por aquel entonces estaban en conjunción.

Hora azul sobre Cal Tet

Sony A-580, Tamron 18-200, f/8, 1/20″, 18mm, ISO 1600

Al llegar al río giramos a la derecha en dirección al Mirador de la desembocadura, que está a sólo 400 metros de allí. Desde lo alto del mirador hay una buena vista de la playa y de la laguna de Ca l’Arana, así como de toda la fauna ornitológica que las frecuenta, sobre todo una colonia de gaviota corsa que cría entre marzo y julio en una pequeña isla junto a la playa de Ca l’Arana. Esta colonia se estableció allí en el 2009 y es un indicador del buen estado de recuperación de la zona, ya que no es una especie tan común como otras gaviotas. Por desgracia cuando llegué ya era prácticamente de noche y ni subiendo el ISO a 12800 se distingue apenas la playa.

Nocturna de la playa de Ca'l'Arana desde el Mirador de la desembocadura del Llobregat

Sony A-580, Tamron 18-200, f/3.5, 1/5″, 18mm, ISO 12800

Esta imagen contrasta con la que tomé del lado opuesto con los mismos ajustes de cámara. Las siluetas y luces de abajo del mirador corresponden a los otros miembros del grupo fotográfico que hicimos esta salida.

Vista nocturna de Barcelona y el Prat desde el mirador de la desembocadura del Llobregat

Sony A-580, Tamron 18-200, f/3.5, 1/5″, 18mm, ISO 12800

Lo que queda ahora es regresar a la entrada del parque natural de los Espais Naturals del riu Llobregat por el camino que va junto a la orilla del río. Obviamente con la luz del día habrá cosas interesantes que fotografiar en este trayecto. Como he dicho al principio de este artículo, tengo pensado hacer en la primavera de este año 2017 un itinerario combinado uniendo el del Semàfor del Prat con éste, y todo ello con luz suficiente para hacer mejores fotos. Puede estar muy bien. Aún así, si te gusta la naturaleza, éste es un itinerario ideal, sobre todo para ir con niños. (Este itinerario combinado que menciono se ha publicado el 9/11/2017).

Cómo llegar a la laguna de Cal Tet

Indicaciones

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

 

Un comentario en “La laguna de Cal Tet, recuperando el medio natural en el Delta del Llobregat

  • Bona entrada, molt interessant, vaig estar passejant per la zona, pero no per aquest indret, tot i que sols veure el mosquit ja fa yuyu…. sembla un avio i no un mosquit.

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *