El Plateau de Beille, un mirador panorámico sobre los Pirineos

Tiempo de lectura estimado: 13 minutos.

En el Sur de Francia, en la cara norte del los Pirineos que limitan con Andorra, se encuentra una meseta que roza los 2.000 metros de altitud y que es un magnífico balcón, o más bien terraza, con vistas a los Pirineos y a las montañas más al norte, al otro lado del Valle de Ariège. Es el Plateau de Beille. Justo entre dos parques naturales, el de los Pyrenees Ariegeoises y el de los Pyrenees Catalanes, el Plateau de Beille está catalogado como ZNIEFF (zona natural de interés ecológico, faunístico y florístico). Esta meseta también aloja una estación de esquí nórdico (esquí de fondo), la mayor de los Pirineos, donde es posible practicar actividades de montaña en cualquier época del año, pero especialmente en invierno, donde además de esquí de fondo se puede hacer senderismo con raquetas, trineo con perros o caballos, y vivac en un campamento. Por las características de la carretera que sube desde Les Cabannes (entre Ax-les-Thermes y Tarascon-sur-Ariège), la estación de esquí este lugar ha sido final de etapa del Tour de Francia en 6 ocasiones.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

La estación de Plateau de Beille dispone de 16 pistas de esquí de fondo con diferentes dificultades, 6 recorridos con raquetas y un circuito para trineos tirados por perros. Durante la temproada de nieve sólo podemos caminar por los recorridos para raquetas, pero el resto del año podemos movernos por todas partes excepto un área concreta que se cierra en la época de reproducción del urogallo, que es una de las varias especies de fauna presentes en el Plateau de Beille. Toda la estación está debidamente señalizada y la poca diferencia de desnivel en toda su extensión hace que no revista ninguna dificultad caminar por las pistas fuera de la temporada de nieve.

Yo fui en la primera mitad de diciembre del 2018 con la esperanza de estrenarme con esto de las raquetas, y más al ver la cantidad de nieve que había en el Pas de la Casa, en Andorra, pero llegué y la estación estaba cerrada por no haber apenas nieve. Aunque tenía toda la estación a mi disposición (pero cerradas las instalaciones) no disponía de mucho tiempo para recorrerla, por lo que sólo pude hacer un paseo de poco más de 3 km por un par de pistas de las de esquí de fondo, y que es el recorrido que muestro en este post. En cuanto al equipamiento, tanto en calzado como en ropa de abrigo, lo normal para caminar por montaña según la época del año. Podemos llevar también algo para beber y/o comer porque el bar-restaurante sólo abre cuando lo hace la estación.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en en el + y en el – bajo la barra de reproducción para cambiar la velocidad.

Como he explicado en el primer párrafo, al Plateau de Beille se llega por una carretera de curvas que sale de la población de Les Cabannes, entre Ax-les-Thermes y Tarascon-sur-Ariège. El desvío está debidamente indicado en la carretera N20, la que va de Barcelona a París. Ojo con las propuestas por parte de los navegadores GPS: el mío me metió por Pech, un pequeño poblado adjunto a Les Cabannes con calles y caminos muy estrechos, que no sé ni cómo conseguí salir.

La subida al Plateau de Beille son 16 km de curvas con una pendiente promedio del 8%. Gran parte del camino es a través de bosque húmedo. A la que empezamos a ganar altura se nos revelan hermosas vistas sobre el Valle del Ariège, y poco antes de llegar al final salimos del bosque y entonces vemos todas las montañas de alrededor. Al final de la carretera está la estación de esquí con un amplio aparcamiento. Ya nada más salir del coche tenemos la siguiente vista con los Pirineos de Andorra de fondo.

Vistas desde el aparcamiento del Plateau de Beille

Motorola Moto G3, f/2, 1/1150, 3.6mm, ISO 50

Como se puede ver, ni gota de nieve a primeros de diciembre a pesar de que al cruzar Andorra para venir hasta aquí encontré bastante en Pas de la Casa. Esperaba que éste fuera mi estreno con raquetas de nieve, pero hasta la misma estación está cerrada. En fin, como tampoco tengo un track para seguir, empiezo dirigiéndome a la cabaña que se ve al fondo.

Hacia la cabaña de Isarges en el Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/200, 55mm, ISO 100

Se trata de la Cabane Isarges, un pequeño refugio cerrado a 1.817 metros de altitud. Me llama la atención la hierba sobre el tejado, y que aún queda un poco de nieve a la sombra de la cabaña.

Cabane Isarges

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Detrás nuestro la estación de esquí, totalmente paralizada. En el aparcamiento sólo unos pocos coches de gente que, como nosotros, venía a disfrutar de las vistas.

Estación de esquí nórdico de Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/200, 18mm, ISO 100

Al fondo se aprecia la cantera de talco de Luzenac, una de las más grandes del mundo. Parece mentira la de cosas que se fabrican con el polvo de talco.

Cantera de talco de Luzenac

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/320, 180mm, ISO 100

Más allá de la cabaña hay esta vista de los Pirineos. Los cinco picos que destacan hacia la izquierda son, de izquierda a derecha, el Thoumasset (2.741 m) en la frontera de Andorra con Francia, y el Pic de la Sabine (2.561 m), el Pic de l’Étang Balou (2.660 m), el Pic du Pas de Bouc (2.602 m) y el Pic de Mille Roques (2.464 m) en el Pirineo Francés.

Vistas desde la Cabane Isarges

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Un poco a la izquierda vemos el llano de Artarán (1.710 m), por donde discurre una pista de mushing (trineo tirado por perros) y otra de raquetas de nieve.

Llano de Artarán en el Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Por detrás me llama la atención el brillo de la nieve en una ladera del Pic de Cabaillère (2.555 m).

Pic de Cabaillère

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/320, 70mm, ISO 100

Hacia el lado opuesto la Cabane Isarges y detrás el Pic de Saint-Barthélemy (2.348 m), el Pic de Soularac (2.368 m) y la cantera de talco de Luzenac.

Platrau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/320, 35mm, ISO 100

Regresamos hacia la estación y pasamos por detrás de las instalaciones principales (taquillas, bar-restaurante, WC y alquiler de material) en dirección al punto de partida de la mayoría de pistas. Allí hay un plano de las pistas y un panel resaltando el carácter de zona natural de interés ecológico, faunístico y florístico del Plateau de Ville, informando las zonas de acceso prohibido en la época de cría de las especies animales más amenazadas de este territorio, como es el caso del urogallo.

Empiezo a subir por La Pastorale, una pista de esquí de fondo que ahora no es más que un amplio camino de tierra con alguna placa de nieve donde hay sombra. Abajo a la derecha otra pista donde confluyen Le Bosc (esquí de fondo), La Soulane (raquetas) y la de mushing.

Pista de esquí sin nieve en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

A unos 150 metros entramos en el bosque. La pista Le Bosc se encuentra unos 30 o 50 metros a nuestra derecha, algo más abajo. El bosque aún no es espeso y algo más abajo de Le Bosc vemos lo que parece un pequeño lago. Dejamos la pista y nos dirigimos a ese lago pasando entre los árboles. Me llama especialmente la atención uno de los árboles, un pino o abeto sin hojas pero con las ramas cubiertas por un liquen filamentoso. Su aspecto resulta fantasmagórico.

Árbol seco cubierto de liquen filamentoso

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Liquen filamentoso sobre rama de árbol

Sony A-580, DT 18-250, f/5, 1/125, 75mm, ISO 100

El presunto lago resulta ser una balsa, y además bastante poco fotogénica, por lo que no le dedico ni una sola foto. Prefiero mirar las montañas de detrás, los picos que hacen de frontera entre Francia y Andorra.

Picos en la frontera ente Francia y Andorra

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/200, 75mm, ISO 100

Decidimos continuar por la pista Le Bosc en lugar de volver a la anterior. No se esforzaron mucho en ponerle el nombre a esta pista.

Pista de esquí de fondo Le Bosc en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Al tratarse de pistas de esquí de fondo, la pendiente no es muy acusada y se puede caminar sin esfuerzo. Allá donde la sombra dura todo el día aún queda algo de nieve.

Pista de esquí de fondo Le Bosc en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Cuando llevamos unos 500 metros por esta pista notamos cómo se intensifica un murmullo de agua a nuestra derecha. Abajo vemos un arroyo.

Arroyo de Artabán en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

Unos 100 metros más adelante vemos un pequeño sendero a la derecha que nos acerca al arroyo. Se trata del Ruisseau d’Artaran (arroyo de Artarán), que desemboca en el Aston, un afluente del Ariège.

Arroyo de Artarán en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 18mm, ISO 100

Aquí la nieve es abundante, ya que apenas toca el sol en todo el día. En las zonas más oscuras la nieve adopta un tono muy azulado en las fotos, por lo que me veo obligado a reajustar el color hacia amarillo y magenta intentando que la nieve se vea lo más blanca posible sin que el verde de la vegetación cambie a amarillo y el azul del cielo a verde. Es cuestión de ir probando.

Arriba en la pista no hacía frío, pero aquí abajo tenemos que estar rondando los 0ºC.

Hierbas heladas en la orilla del arrollo de Artarán

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 135mm, ISO 1600

Por el ruido de agua que se oía desde la pista daba la impresión de que encontraríamos más agua o más brava, pero la verdad es que el agua de arroyo baja plácidamente.

Arroyo de Artarán

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 250

Arroyo de Artarán

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 75mm, ISO 1250

Por el aspecto de la nieve, que hace algunos días que cayó, parece que no ha pasado mucha gente por este lugar, más bien nadie: sólo nosotros y un jabalí.

Pisadas de jabalí en la nieve junto al arroyo de Artarán

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Pisada de jabalí en la nieve en la orilla del arroyo de Artarán

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 60mm, ISO 160

Damos un último vistazo al arroyo de Artarán, porque el frío nos va calando en este rincón tan sombrío.

Arroyo de Artarán

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 125

Regresamos a la pista Le Bosc y seguimos ascendiendo por ella. Unos 100 metros más adelante nos reencontramos con el Ruisseau d’Artaran, ahora ya a nuestra altura pero con una corriente más tranquila.

El arroyo de Artaran en el Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Sobre la nieve se ven unas pisadas no muy profundas, quizás porque debió nevar un poco después de hechas. Por la forma y el tamaño, parecen de un gran cánido.

Pisadas de perro en la nieve

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/400, 60mm, ISO 100

Esta parte de la pista está bastante despoblada de árboles. Se trata del claro de Piparlan, a 1.860 metros de altitud. Allí confluyen y se cruzan varias pistas de esquí nórdico y de raquetas.

Cerca del claro de Piparlan en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Una de esas pistas de esquí nórdico es Lou Cami, que nos encontramos apenas 100 metros más arriba de nuestro encuentro con el arroyo de Artarán. Como no disponemos de más tiempo para seguir explorando el Plateau de Beille, en este punto decidimos regresar a la estación, pero lo hacemos por Lou Cami hacia la izquierda. Frente a nosotros pinos de todas las edades, en la orilla de la pista los más jóvenes, de apenas unos pocos centímetros de altura, y por detrás los que seguramente son sus padres, de bastantes metros de altura.

Pinos de diferentes tamaños en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/125, 18mm, ISO 100

Seguimos encontrándonos un poco de nieve allí donde las sombras de los árboles persisten.

La pista Lou Camin en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Y allí donde no hay nieve se aprecian huellas de alguna maquinaria pesada, quizás movida por orugas. Junto a esas huellas encuentro un bloque compacto de barro con una inscripción.

Huellas de maquinaria pesada en una pista de Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 100mm, ISO 1250

A los 300 metros del cruce con la pista Le Bosc nos incorporamos a Pastorale, por la que empezamos a subir. Una señal nos indica que nos faltan 800 metros hasta la estación.

Señalización de pistas en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/30, 18mm, ISO 200

A partir de aquí el descenso es algo más pronunciado. Es fácil imaginar la pista cubierta totalmente de nieve y flanqueada por bosque alpino a ambos lados.

Bajando por la pista Pastorale de Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/200, 18mm, ISO 100

Abajo a la izquierda y por entre los árboles vemos una pista de enlace entre Le Bosc y Pastorale que se nos incorporará poco más adelante, y más abajo aún vemos Le Bosc.

Pistas de Plateau de Beille a través de los árboles

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/50, 18mm, ISO 100

Después de la incorporación de esta pista por nuestra izquierda iniciamos un tramo con aún más pendiente. Aquí parece que se ha acumulado más nieve porque aún aguanta a pesar del sol, y en las zonas donde no hay nieve hay mucho barro procedente de la fusión de esa nieve. El sol viene por detrás, por lo que me doy la vuelta para hacer una foto al brillo de la nieve fundiéndose.

Nieve fundiéndose en una pista de esquí de Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/640, 18mm, ISO 100

Después de un suave giro a la izquierda divisamos la estación de Plateau de Beille.

Llegando a la estación de Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/250, 50mm, ISO 100

Como hemos bajado bastante deprisa desde Piparlan, al llegar al punto donde empiezan y acaban todas las pistas decidimos subir hacia el poblado nórdico de Angaka, hacia la derecha de donde venimos.

Poblado nórdico de Angaka en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

En la entrada hay un montón de leña lista para ser quemada durante la temporada de invierno que está a punto de empezar (cuando hice la visita, ahora ya ha empezado).

Leña en el poblado nórdico de Angaka

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/500, 135mm, ISO 100

El poblado nórdico de Angaka está constituído por tiendas y cabañas de diferentes estilos arquitectónicos e influencias culturales variadas. Como estamos fuera de temporada no se está realizando ninguna actividad.

Tiendas del poblado nórdico de Angaka en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/160, 18mm, ISO 100

Está orientado a las familias y sobre todo al público infantil, con actividades de todo tipo relacionadas con la vida en la montaña en invierno, incluído el construir iglús y pasar la noche en la montaña.

Poblado nórdico de Angaka en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/40, 22mm, ISO 160

Aquí más imágenes del poblado nórdico de Angaka.

Poblado nórdico de Angaka en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Poblado nórdico de Angaka en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/80, 18mm, ISO 100

Poblado nórdico de Angaka en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/60, 18mm, ISO 100

Ya no tenemos más tiempo para explorar todos los rincones del poblado nórdico de Angaka, por lo que desde allí iniciamos camino de regreso a la estación de Plateau de Beille.

Hacia la estación de Plateau de Beille desde el poblado nórdico de Angaka

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/100, 18mm, ISO 100

Al llegar al amplio aparcamiento vemos una máquina pisapistas. De momento está “en paro” por falta de trabajo.

Máquina pisapistas en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/320, 45mm, ISO 100

Y aquí termina este paseo por Plateau de Beille. Yo había esperado encontrar más nieve para poder estrenarme en eso de caminar con raquetas de nieve, pero no ha podido ser. Nieve había, pero alguna pequeña clapa a la sombra de los pinos o este montón que encontré al lado de la estación.

Nieve amontonada en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/320, 45mm, ISO 100

¡Y cómo cambian las cosas vistas desde otro ángulo!

Nieve amontonada en Plateau de Beille

Sony A-580, DT 18-250, f/8, 1/640, 55mm, ISO 100

En el camino de vuelta por los 16 km de carretera de curvas podemos seguir disfrutando de las vistas desde esta parte de la montaña, sobre todo sobre el valle del Ariège. Si nos fijamos, ya casi al final y poco antes de llegar a Les Cabannes, a la izquierda podemos ver una gran mansión. Es el Château de Gudanes.

Château de Gudanes

Motorola Moto G3, f/2, 1/500, 3.6mm, ISO 50

Parece abandonado pero no lo está. Los propietarios actuales son una familia autraliana que lo están restaurando poco a poco, así que no se puede entrar, pero nos podemos acercar a hacer alguna foto.

Y ahora sí, hasta aquí este corto paseo por un mirador privilegiado sobre el norte de los Pirineos.

Cómo llegar al Plateau de Beille

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA


  • Artículo bajo licencia Creative Commons BY-NC-ND 4.0 International. Puedes compartirlo si citas al autor, si no obtienes ningún beneficio económico, y si lo mantienes íntegro, sin realizar ninguna modificación en el texto ni en las fotos. Y si además me lo comunicas, me harás muy feliz. 🙂
 
  • 20
    Shares

One thought on “El Plateau de Beille, un mirador panorámico sobre los Pirineos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *