Bellmunt, la Tosca de Degollats y el Salt del Molí de Vidrà

Tiempo de lectura estimado: 12 minutos

Uno de los puntos más singulares de la comarca barcelonesa de Osona es la Sierra de Bellmunt, sobre cuya cima a 1.246 metros hay un santuario desde siglo XIII que ofrece unas espectaculares vistas de la Plana de Vic, los Pirineos, el Valle del Ges y la subcomarca del Bisaura. Del río Ges ya he hablado en el circuito del Salt del Molí de Salgueda en Vidrà y del Bisaura en el circuito del Molí del Mir y Salt del Mir en Santa Maria de Besora. Como puedes comprobar esta zona del norte de Barcelona tiene muchas posibilidades para el fotohiker, el fotógrafo senderista, y sobre todo en otoño.

29843005674_35f91f070a_h

El circuito que propongo aquí es uno de los más completos para conocer y fotografiar esta zona. Con origen y final en Vidrà, subiremos al santuario de Bellmunt, pasaremos bajo la Tosca de Degollats y cruzaremos el río Ges frente al popular Salt del Molí y por el antiguo Pont de Salgueda. Todo ello en un recorrido circular de unos 11km y de dificultad moderada tanto por la longitud del circuito como por las fuertes subidas al santuario de Bellmunt y a Vidrà desde el Salt del Molí, por lo que hay que estar un poco en forma, y si quieres hacer el recorrido con niños, estos también tienen que estarlo. La mayor parte del recorrido es a través de bosques de hayas, que en otoño muestran toda su gama de colores, y por antiguos caminos cargados de leyendas.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en la tortuga o en la liebre para cambiar la velocidad de reproducción.

Empezamos nuestro recorrido en la Plaça de Maria Vila d’Abadal i Vilaplana de Vidrà, donde dejamos aparcado el coche. La familia Vila d’Abadal tiene gran tradición e influencia en Vidrà.

Plaça de Maria Vila d'Abadal en Vidrà

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Nuestros primeros pasos irán en dirección al Ayuntamiento, hacia la izquierda de donde se ve esta foto, y saldremos de Vidrà por la carretera que va a Santa Maria de Besora. En esta zona de Osona suele llover bastante, por lo que los prados siguen muy verdes incluso en otoño.

Verdes prados en otoño

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/250″, 18mm, ISO 100

Cuando llevamos 800 metros desde donde dejamos el coche llegamos al punto donde empieza el antiguo camino de Bellmunt a nuestra izquierda, en el Coll de Vidrà, poco después de pasar por un camino que va a una casa al lado de la carretera, y justo antes de otro que va a la masía del Coll de Vidrà. De todas maneras está debidamente señalizado el camino que tenemos que tomar a partir de ahora, hacia el Coll d’Era de Massa y Bellmunt.

Camino viejo a Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Doscientos metros más adelante pasamos una bifurcación. Seguimos por la derecha mientras contemplamos a la lejos la masía del Coll de Vidrà.

El Coll de Vidrà

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 28mm, ISO 100

El Coll de Vidrà es una de las masías más antiguas de Catalunya. Data del siglo X y bajo sus cimientos hay ruinas de la época romana. Hasta el día de hoy, 38 generaciones de la familia Coll han mantenido la propiedad de estas tierra. Al fondo de la imagen se recorta la silueta del Pedraforca. Hacia el otro lado una vista del pueblo de Vidrà.

Vidrà desde la bifurcación de la Codineta

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 35mm, ISO 100

Otros 200 metros más adelante, en el Pla de Sivina el camino se vuelve a dividir. Nosotros seguimos de nuevo por la derecha. A medida que vamos ganando altura van mejorando las vistas a nuestra derecha. En la siguiente foto la colina del castillo de Besora en el centro y de nuevo el Pedraforca al fondo.

El castillo de Besora y el Pedraforca desde el Pla de Sivina

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 70mm, ISO 100

A la altura del Collet del Llop se espesa la vegetación. Hay bastantes enebros que muestran su gálbulos ya maduros. Aunque no lo parezca el enebro es de la misma familia que el ciprés, ambos coníferas, y sus conos o gálbulos se utilizan entre otras cosas para aromatizar la ginebra.

Gálbulos maduros de enebro

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/400″, 250mm, ISO 640

A los 1,9km de Vidrà pasamos por el Collet de Migdia, en torno a los 1.114 metros de altitud. A lo lejos el omnipresente Pedraforca, pero bastante más cerca el pueblo de Santa Maria de Besora.

Santa Maria de Besora y el Pedraforca desde el Collet de Migdia

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/250″, 85mm, ISO 100

A partir de aquí y a lo largo de un kilómetro y medio el camino es prácticamente llano. A lo largo de este tramo del camino la referencia es el santuario de Bellmunt, nuestro próximo destino.

Nos acercamos al santuario de Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/500″, 60mm, ISO 100

Mirando hacia el Este, hacia la vecina sierra de Curull, observamos la diferente coloración de los bosques que están orientados al norte, con especies de hoja caduca, de los que lo están al sur, con árboles de hoja perenne.

Vertientes norte y sur en la sierra de Curull

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 45mm, ISO 100

Sobre el kilómetro 3 perdemos de vista el santuario de Bellmunt porque el camino entra en un hayedo. Empezamos a vivir y sentir el otoño más de cerca.

Entrando en un hayedo

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 30mm, ISO 320

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 40mm, ISO 1000

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 40mm, ISO 1000

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 35mm, ISO 800

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 35mm, ISO 800

Unos 400 metros más adelante salimos del hayedo y nos encontramos en un claro y cruce de caminos. Es el Coll d’Hi-era-de-massa, cuyo nombre viene de una antigua leyenda. Cuenta dicha leyenda que en el castillo de Besora hubo una vez un señor feudal despótico y cruel. Los súbditos se reunieron en secreto en el llamado “campo del mal consejo” y acordaron deshacerse de su señor definitivamente. En la vigilia de la onomástica del señor feudal hubo una cacería de jabalí, y justo en este lugar, al pie del Bellmunt, en lugar de atacar al jabalí los súbditos atacaron a su señor y le dieron muerte. En el juicio público posterior al crimen el tribunal preguntó “qui l’ha mort?” (¿quién lo ha matado?), y todo el pueblo al unísono respondió “Besora!“. Entonces el tribunal preguntó “per què l’ha mort?” (¿por qué lo ha matado?), y el pueblo respondió “perquè hi era de massa” (porque sobraba).

En este punto se inicia la subida y acaba la bajada al Bellmunt, una señal indica por dónde. Si alguien no quiere hacer ese esfuerzo se puede quedar a esperar a los que sí decidan subir. En total la subida y la bajada suman 1,3km con unos 140 metros de desnivel. El camino serpentea a través de un hayedo.

Subiendo al santuario de Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/20″, 30mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1000

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1000

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 400

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 400

Para afrontar la última rampa de subida al Bellmunt es posible que tengas que ayudarte de las manos. La cima en sí no está donde el santuario sino enfrente. Desde lo alto, hacia el sur, tenemos la Plana de Vic, con Sant Pere de Torelló delante, atrás a la derecha Torelló y detrás a la izquierda Manlleu. y más atrás se intuye Vic. Al fondo por la izquierda se recorta la silueta del Montseny, el Matagalls a la derecha y Les Agudes a la izquierda.

La Plana de Vic al pie del Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 26mm, ISO 100

Mirando hacia el santuario tenemos un panel de azulejos que nos ayuda a identificar lo que vemos detrás.

El santuario de Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 24mm, ISO 100

Bajamos del Bellmunt y subimos al santuario. Justo debajo de la iglesia hay un bar-restaurante. Arriba en la terraza también disfrutamos de muy buenas vistas, como esta panorámica mirando hacia el norte.

Vista norte desde el santuario de Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100, modo panorámico

Al fondo a la izquierda se recorta la silueta del Pedraforca, y por el centro el Puigmal, días antes de la nevada generalizada que pintó de blanco el Pirineo. Detrás de la sierra que aparece en primer término de la foto está el Valle del Ges. En la mitad izquierda el pueblo de Santa Maria de Besora con su castillo en lo alto de una colina, y siguiendo la carretera hacia la derecha se ven diversas masías, hasta el Coll de Vidrà, que se esconde detrás de la montaña.

El interior de la iglesia es bastante modesto y con poca luz. Tuve que subir el ISO a 3200 y abrir el diafragma al máximo para poder tomar esta foto.

Interior del santuario de Bellmunt

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/25″, 18mm, ISO 3200

Detrás mío, en la entrada de la iglesia, sonaba un continuo zumbido. Miré hacia arriba y vi lo que parecía un enjambre de abejas alrededor del ventanal, así que disparé un par de fotos y salí sin pensármelo. Y he dicho “parecía un enjambre de abejas” porque después, tras mirar la foto en el ordenador, me di cuenta de que eran simples moscas. Aún no sé qué hacían allí arriba.

Enjambre de moscas en un ventanal

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 85mm, ISO 250

Una vez visto Bellmunt regresamos al Coll d’Hi-era-de-massa por el mismo camino por el que hemos subido hasta aquí, con cuidado de no acelerarnos con la bajada.

De vuelta al Coll d'Hi-era-de-massa

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1000

Una vez abajo, en el Coll d’Hi-era-de-massa, seguimos por el sendero de la derecha, que baja paralelo al Torrent de Canemars a través de un frondoso hayedo que aún sigue bastante verde a pesar de estar a primeros de noviembre. Debe estar muy resguardado del frío aquí.

Bajando por el barranco de Canemars

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 45mm, ISO 1250

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 500

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 500

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 24mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 24mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 35mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 35mm, ISO 1600

Sobre el kilómetro 5,7 cruzamos el Torrent de Canemars, que no suele llevar apenas agua, sólo cuando llueve. En la otra orilla la vegetación no es tan espesa, y tenemos que vigilar dónde ponemos los pies, no nos vayamos a llevar una sorpresa desagradable.

En la orilla del camino

Sony A-580, DT 18-250, f/4.5, 1/80″, 50mm, ISO 400

Me pregunto qué viene a hacer aquí una vaca. Bueno, una no porque a lo largo del camino nos encontramos más “restos”. Nosotros seguimos por el camino, que va descendiendo poco a poco, y muy pendientes del track GPS. Cuando yo realicé este camino, que seguí con mapa de papel, era muy fácil desorientarse en algunos puntos ya que apenzas eran visibles las señales y la maleza cubría parcialmente algunos tramos del sendero. Casi en el kilómetro 7,5 llegamos a un rincón del bosque donde parece brotar agua de la roca, a nuestra izquierda, y esta agua cruza el camino por un cauce excavado en roca, yo diría que por la mano del hombre.

Un minúsculo arroyo que cruza el sendero

Sony A-580, DT 18-250, f/4.5, 1/80″, 40mm, ISO 800

Poco más adelante llegamos a un desvío a la derecha que indica hacia la Tosca de Degollats. Nos acercamos porque está a pocos metros, y en seguida nos sorprende una enorme roca de formas redondeadas y cubierta de musgo y helechos de la que gotea agua por diferentes puntos, el agua que vimos antes cruzar el sendero. Hay muy poca luz en este rincón y cuesta mucho sacar alguna foto decente.

La Tosca de Degollats

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 50mm, ISO 1600

La Tosca de Degollats

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/6″, 45mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/13″, 35mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/13″, 35mm, ISO 1600

Cuenta una leyenda que muy cerca de aquí, hace muchos años, había una masía. Durante la época de la matanza del cerdo, el payés decidió matar una enorma cerda. Aquel día, como era costumbre, fueron a la casa muchas personas que pasaron el día ayudando en la matanza, comiendo, bebiendo y charlando. Después del despiece de la cerda la despensa quedó bien provista, y daba gusto verla sobretodo con el inmenso tocino que colgaba de la viga del techo. Cada día el payés cortaba un trozo de tocino, pero un día el cuchillo se encalló con la corteza. El payés se colgó para sacar el cuchillo con el peso de su cuerpo y el clavo que sujetaba el tocino en la viga cedió, con tan mala suerte que el payés había dejado los colmillos de la cerda unidos al tocino y uno de ellos fue a clavarse en su cuello. El payés cayó al suelo, con el enorme tocino sobre él sin poder quitárselo de encima, y acabó muriendo desangrado. De ahí el nombre de Degollats.

La roca de la Tosca de Degollats mide unos 8 metros de alto por 11 de ancho, y el sendero está tan pegado a ella que cuesta sacarla entera en una sola foto, así que he tenido que componer aquí un panorama vertical a partir de tres tomas.

Vertorama de la Tosca de Degollats

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 19.9mm, ISO 1600, panorama de 3 fotos

Y aquí un detalle de la roca desde abajo. Por las formas de la roca parece que en un tiempo hubo estalactitas.

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/10″, 40mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/10″, 40mm, ISO 1600

Estamos ahora en el punto más bajo del circuito. Vista ya la Tosca de Degollats volvemos al cruce de antes y seguimos en dirección a Vidrà. A los 200 metros llegamos al cortafuegos de un tendido eléctrico de alta tensión. Desde allí vemos el prado de Degollats, frente al cual están las ruinas de la masía. Está oscureciendo y ya no resaltan tanto los colores del otoño.

El prado de Degollats

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 30mm, ISO 1000

Sobre el kilómetro 8 el sendero acaba en una pista. Tomamos el camino de la izquierda, el que hace subida. Unos 300 metros más adelante tenemos que cruzar una puerta, que tenemos que volver a cerrar una vez hayamos pasado por ella. Es muy posible que por allí nos encontremos a las responsables de los excrementos que encontramos antes.

Una puerta en el camino para que no se escape el ganado

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 70mm, ISO 1600

Unos metros más adelante la pista se vuelve a meter en el cortafuegos de la línea de alta tensión. Miramos hacia el sur siguiendo el curso del río Ges. A las 18:20 el sol ya se ha puesto detrás de las montañas y hay muy poca luz. He tenido que hacer filigranas para sacar algo de detalle en esta foto.

Bajo los cables

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 28mm, ISO 200

Sobre el kilómetro 8,5 llegamos al desvío hacia el Salt del Molí (indicado con una señal). Este punto coincide con el circuito del Salt del Molí de Salgueda. A partir de aquí tenemos varias opciones. La principal es ir hacia el salto y continuar hasta Vidrà por el camino de ida de dicho circuito, que tiene un tramo con una notable subida para los kilómetros que ya llevamos andados. Otra opción es ir hasta el salto y volver aquí para proseguir hasta Vidrà por esta pista, más llana. Y la tercera es no ir al salto y continuar por aquí hasta Vidrà. Todo depende de lo cansado que estés. Aún así yo te voy a explicar la primera opción.

Tomamos el desvío de la derecha, hacia el Salt del Molí, que baja hasta el río Ges a través de un hayedo. A medida que nos acercamos el sonido de la caída del agua es cada vez más intenso. En apenas 200 metros llegados al Salt del Molí. No bajada mucha agua y las fotos tampoco son muy espectaculares dada la poca luz que había. Intento el máximo tiempo de exposición a pulso para que se vea más agua caer.

El Salt del Molí de Salgueda

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/8″, 18mm, ISO 200

Salt del Molí de Salgueda

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/6″, 18mm, ISO 200

Salt del Molí de Salgueda

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/6″, 18mm, ISO 200

Cruzamos el río Ges frente al salto por los pilares de hormigón puestos a tal efecto, y alcanzamos a la parte superior por el sendero que sube por detrás.

Parte superior del Salt del Molí de Salgueda

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/25″, 18mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/20″, 18mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/20″, 18mm, ISO 1600

Más o menos en el kilómetro 9.1 cruzamos de nuevo el río Ges, pero esta vez sobre el precioso puente románico de Salgueda.

Cruzando por el Pont de Salgueda

Sony A-580, DT 18-250, f/4, 1/8″, 28mm, ISO 1600

Ya está bastante oscuro y no voy a poder hacer más fotos. Sólo un par más del puente después de cruzarlo.

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/8″, 18mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/8″, 18mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/8″, 18mm, ISO 1600

Sony A-580, DT 18-250, f/3.5, 1/8″, 18mm, ISO 1600

Tras cruzar el puente hemos de prestar atención de no seguir por el sendero “natural” hacia la derecha, sino por otro que sube casi frente a nosotros y que aparece señalizado como camino cortado. Ése es el camino a Vidrà. A los 300 metros del puente llegamos a un claro con una torre de alta tensión. Giramos a la izquierda y seguimos subiendo. Sobre el kilómetro 10,1 llegamos a la pista de antes a la altura de la depuradora de Vidrà. A partir de aquí ya sólo tenemos que seguir por la pista. Tras pasar entre dos granjas llegamos a un cruce. Tomamos el camino de la derecha que en poco más de 100 metros nos deja en la carretera de Ciuret, frente al campo de fútbol de Vidrà. Ahora sólo nos queda seguir por esa calle a la izquierda y tras pasar por delante de la monumental masía de El Cavaller nos plantamos en la plaza donde dejamos el coche.

Y aquí se acaba este completo circuito, muy recomendable. Es uno de los primeros que hice y no me importaría repetirlo.

Cómo llegar a Bellmunt, la Tosca de Degollats y el Salt de Vidrà

Indicaciones

TRACK GPS        FOTOGALERÍA


2 comentarios en “Bellmunt, la Tosca de Degollats y el Salt del Molí de Vidrà

    • Sí, després de suar la cansalada pujant des de Vidrà, a dalt vaig veure gent i cotxes, i una bonica carretera que semblava venir de Sant Pere de Torelló. Això sí, la caminada es molt més bonica i saludable. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *