Un paseo primaveral por el pantano de Santa Fe de Montseny

Tiempo de lectura estimado: 12 minutos

Unos de los fenómenos más sorprendentes de la naturaleza son los cambios que experimenta ésta en las diferentes estaciones del año, y lo mejor para observarlos es hacerlo en el mismo lugar. El pantano de Santa Fe de Montseny, a una hora de la ciudad de Barcelona y en pleno Parque Natural del Montseny, es un lugar ideal para admirar la magia de los cambios estacionales de la naturaleza. En Fotohiking hemos tenido ocasión de verlo y fotografiarlo en otoño y en invierno, y ahora ha llegado el turno de hacerlo en primavera.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

Coincidiendo con un taller de fotografía de naturaleza de Naturpixel, la pasada primavera volví a visitar el pantano de Santa Fe de Montseny, que sólo conocía de visitas en otoño y en invierno. Dadas las características del evento el recorrido fue más corto que el habitual, pero no por ello menos interesante. Es más, como es un itinerario circular de menos de 3 km y casi llano, es ideal para hacerlo con niños. Sólo hay que llevar calzado cómodo (preferiblemente deportivo) y el equipo fotográfico, que dada la nula dificultad podemos cargar con el trípode y los objetivos que consideremos más adecuados para fotografiar la naturaleza en primavera, como el objetivo de kit, un ultra gran angular y un objetivo de macro. Y no olvidemos los filtros, como un polarizador circular o un filtro de densidad neutra.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en la tortuga o en la liebre para cambiar la velocidad de reproducción.

El recorrido empieza junto al centro de información de Can Casades, a donde se llega por la carretera BV-5114 desde Sant Celoni. Hay tres aparcamientos, uno en la carretera junto a Can Casades, otro un poco antes a la derecha en dirección al Hostal Santa Fe, y otro más adelante, también a la derecha, pasado el restaurante Avet Blau. Pero estos aparcamientos (sólo 200 plazas) se llenan muy pronto, y cuando esto pasa la única posibilidad es aparcar en Campins y subir hasta Santa Fe con el bus lanzadera, o bien ir en tren hasta Sant Celoni y coger allí el bus que sube a Santa Fe.

Salimos de Can Casades en dirección al Hostal Santa Fe, y justo antes de llegar a éste seguimos por el sendero de la derecha. A los 250 metros llegamos a un frondoso abetal que llama la atención por su reducida extensión y estar rodeado de bosque caducifolio.

Abetal de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 24mm, ISO 1600

Es tan sombrío este abetal que la sensibilidad ISO de la cámara ha subido hasta 1600 a pesar de ser un día soleado.

Abetal de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/22, 1/30″, 18mm, ISO 400

La luz del sol que se cuela entre los abetos nos permite tomar diversas fotografías de detalles de las hojas y ramas de estos abetos.

Abetal de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/96.3 1/100″, 250mm, ISO 1600

Abetal de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/100″,60mm, ISO 1000

Abetal de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/160″, 250mm, ISO 1600

Y no sólo hay abetos en este rincón. La luz del sol también ilumina de manera especial las hojas de los arces cuando las atraviesa.

Hojas de arce

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/250″, 135mm, ISO 800

En medio del abetal también hay unos grandes bloques de roca que destacan en el lugar.

Abetal de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 500

Proseguimos por el camino. La primavera es el despertar de la naturaleza. Los brotes salen casi desde cualquier sitio.

En el camino al Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/125″, 70mm, ISO 1250

En la foto anterior mi intención es aprovechar el desenfoque para poner en contexto el sujeto de la foto, que es el brote que sale del tronco del árbol. Para ello encuadro el brote con algo del camino como fondo y abro al máximo el diafragma para desenfocar dicho fondo. Además me espero a que pasen dos personas por un punto exacto del camino para dar mayor dimensión. Pero tras mirar la foto varias veces encuentro que el sujeto de la foto son esas dos personas y mi brote queda en segundo plano, seguramente por culpa de la luz, que ilumina más el fondo que el primer plano. Quizás un flash suave me habría ayudado a iluminar más el brote y hacer que llamara más la atención. De todos modos me gusta cómo ha quedado. Si bien las personas del fondo son lo primero que capta la atención, luego le sigue el brote, que aparece en contexto como yo quería.

Otras cosas que llaman la atención del fotógrafo en primavera son obviamente las flores. En esta parte del camino abundan los botones de oro (Ranunculus acris). La de la siguiente foto aparece visitada por varios minúsculos insectos.

Botón de oro (Ranunculus acris)

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/160″, 250mm, ISO 1600

Una de las cosas que más me gusta fotografiar son los rayos del sol cuando éste está bastante bajo. Para ello suelo cerrar mucho el diafragma, subexponer un paso (-1EV) y ocultar el sol detrás de algo (una rama por ejemplo) pero no del todo, dejando que sólo escape un rayo de luz. Muchos creen que uso un filtro especial, pero no es así.

Bosque de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/22, 1/30″, 18mm, ISO 1250

Otra flor que podemos encontrar aquí es el Thalictrum aquilegiifolium, que pertenece a la misma familia que le botón de oro (ranunculáceas) aunque no se parezcan en nada.

Thalictrum aquilegiifolium

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/500″, 250mm, ISO 100

Caminar por el bosque es una agradable experiencia en cualquier época del año, pero en primavera ayuda a revitalizar el espíritu, como si el mismo despertar de la naturaleza ejerciera sobre nosotros un efecto tonificante.

De camino al Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 75mm, ISO 1600

De camino al Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 28mm, ISO 320

De camino al Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/5, 1/60″, 18mm, ISO 100

El abetal apenas mide 100 metros, y antes de que nos demos cuenta hemos salido de él y entramos en el hayedo, el bosque predominante en esta parte del Montseny. Las hojas caídas en el pasado otoño han sido trituradas por los pasos de los cientos de excursionistas que yan pasado por el camino.

Hayedo de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/5, 1/60″, 18mm, ISO 100

Me llama la atención la sombra que proyecta la hoja de un helecho sobre una piedra plana. Me recuerda a un fósil de helecho.

Sobra de helecho sobre piedra

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/400″, 250mm, ISO 125

Tras casi 200 metros por el hayedo llegamos a un torrente que trae agua de la Font de Cirerer y del Sot dels Verns, en la falda del Turó de l’Home. Estamos cerca del pantano de Santa Fe de Monseny, a nuestra izquierda, pero no llegamos a verlo por la frondosidad del bosque que nos rodea.

Cerca del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/50″, 18mm, ISO 100

La corriente de agua amontona las hojas de haya en las orillas del torrente, o formando diques cuando se encallan en las piedras del fondo. La luz que traspasa las hojas de las hayas dan una tonalidad verde al lugar.

Hojas de haya formando un dique en un torrente

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/400″, 250mm, ISO 1250

Un sencillo puente de madera ayuda a llegar a la otra orilla del torrente. Seguramente te sonará si ya viste mi circuito de invierno. Creo recordar que la primera vez que vine aquí, allá por el 2007, este puente no existía y había que cruzar a la otra orilla por piedras, que a menudo no se veían por la acumulación de hojas y acababas metiendo el pie en el agua. Hoy baja bastante agua y en un rincón con menos corriente el techo del bosque se refleja en su superficie.

Reflejo en el agua

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 70mm, ISO 1600

Pocos metros más arriba del torrente hay unos pequeños saltos de agua que pueden resultar interesantes de fotografiar, pero el fuerte contraste de luces y sombras en este rincón me dificultaba tomas buenas fotos, por lo que centré mi atención en una setia solitaria que parecía fuera de lugar, o más bien fuera de estación (era bien entrado el mes de junio).

Vista cenital de una seta

Sony A-580, DT 18-250, f/5.6, 1/100″, 75mm, ISO 1600

Vista lateral de una seta

Sony A-580, DT 18-250, f/5.6, 1/80″, 60mm, ISO 1600

Pasamos a la otra orilla del torrente. Desde allí tenemos esta perspectiva del camino por el que hemos venido y del bosque que lo cubre.

Camino del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

Unos 200 metros más adelante llegamos a la orilla del pantano de Santa Fe de Montseny.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Aquí decido cambiar el objetivo de la cámara y montar el ultra gran angular con el filtro polarizador circular (CPL). Este ultra gran angular me ayudará a capturar mejor los espacios y el entorno, y hará que algunas cosas parezcan más lejanas.

Camino del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/30″, 11mm, ISO 200, CPL

Con el filtro polarizador dejamos que lleguen al sensor de la cámara sólo las ondas de luz que vibran en una única dirección, eliminando el resto. Esto sirve para eliminar o atenuar los reflejos, ya que cuando la luz se refleja en una superficie cambia la dirección de su vibración. O sea que seremos capaces de ver más detalles del fondo de un estanque, un río o un lago, así como a través de una ventana o un escaparate. También reducimos los brillos de los metales o de las hojas de los árboles, de modo que aumenta la gama de verdes que el exceso de brillo nos impide ver en condiciones normales. Y los cielos nos apareceran más azules al reducirse la dispersión de la luz que provoca la humedad del aire. Sólo tenemos que girar el filtro mientras encuadramos para comprobar el efecto. Observa la diferencia de la siguiente foto con la anterior de cuando vemos el pantano por primera vez.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/60″, 11mm, ISO 100, CPL

Con este objetivo las cosas parece más lejanas, pero a la vez podemos ver más cosas a nuestro alrededor.

Camino del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/30″, 16mm, ISO 250, CPL

A los 200 metros llegamos a un cruce de caminos presidido por una enorme haya a la que llaman Faig Gros del Pantà (haya gorda del pantano).

El Faig Gros del Pantà

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/30″, 11mm, ISO 640, CPL

La foto anterior la hago en horizontal para captar la amplitud del lugar. La siguiente la tomo en vertical para destacar la extensión de las ramas sobre mi cabeza.

El Faig Gros del Pantà

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/30″, 11mm, ISO 500, CPL

El siguiente paso es cruzar a la otra orilla del pantano por la presa. Al principio de la presa me encuentro con unos patos blancos que no he visto en otras épocas del año. Al fondo del pantano la Fabriqueta, y detrás el cerro de Les Agudes.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/30″, 11mm, ISO 100, CPL

Otra imagen del pantano enmarcada por el muro de la presa y la vegetación que nos rodea antes de llegar al centro de la presa.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/50″, 11mm, ISO 100, CPL

Y ahora te voy a enseñar la diferencia con el filtro polarizador en una foto sin él, al natural (la primera) y otra con el filtro (la segunda).

Pantano de Santa Fe de Montseny sin filtro polarizador

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/125″, 11mm, ISO 100

Pantano de Santa Fe de Montseny con filtro polarizador

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/40″, 11mm, ISO 100, CPL

Aparte de las notables diferencias de color, brillos y texturas, observa el tiempo de exposición, 1/125″ sin filtro y 1/40″ con filtro. Esto es debido a que el filtro polarizador reduce un poco la cantidad de luz que llega al sensor, por lo que hay que tenerlo en cuenta si disparas en manual o en un sitio con poca luz.

Avanzamos unos pocos metros por la presa hasta quedar fuera del alcance de la sombra de los árboles de la orilla del pantano y así tener una vista perfecta del mismo con el ultra gran angular y el filtro polarizador.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/50″, 16mm, ISO 100, CPL

La presa traza una doble curva, primero a la izquierda y luego a la derecha. Aquí una foto con personas para dar dimensión.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/50″, 11mm, ISO 100, CPL

Y otra vista más amplia del pantano desde el centro de la presa y con la focal más corta del ultra gran angular. Al fondo Les Agudes y a su izquierda el Turó de l’Home.

Pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/40″, 11mm, ISO 100, CPL

La primavera llena de vida el pantano de Santa Fe de Montseny y aparte de los patos podemos ver otras criaturas sobre su superficie. Claro que con el ultra gran angular no las podemos fotografiar con detalle y cambiamos al teleobjetivo, o en su defecto al objetivo todoterreno, que es el que tengo yo. Lo primero que intento captar como puedo es una mariposa a lo lejos volando sobre su reflejo en el agua del pantano. Como se mueve lateralmente y bastante deprisa utilizo la técnica del barrido para que aparezca estática en la foto. Esta técnica consiste en seguir el objeto móvil manteniéndolo fijo en un punto del encuadre, y disparar sin dejar de seguirlo.

Mariposa volando sobre el pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/400″, 250mm, ISO 500

No lejos de la mariposa vuela una gran libélula, pero ésta en lugar de desplazarse hacia un lado venía directa hacia mí. La dificultad en esta situación es enfocar, ya que en el tiempo que pasa desde que la cámara consigue enfocar hasta que disparas el sujeto se ha acercado más a tí y ha salido del foco. Para esto se cambia el tipo de enfoque de la cámara por el enfoque contínuo (AF-C), de modo que mientras mantienes pulsado el botón para enfocar y mantienes al sujeto en el punto de enfoque, éste se va corrigiendo a medida que se acerca o se aleja. Claro que si no quieres complicarte la vida y no te importa que el fondo salga enfocado, si el sujeto está a bastante distancia siempre puedes cerrar diafragma para aumentar la profundidad de campo y con ello la probabilidad de que el sujeto salga enfocado aunque se acerque o se aleje, aunque éste no es el caso de mi foto.

Libélula volando sobre el pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/400″, 250mm, ISO 1600

Y no sólo hay vida por encima de la superficie del agua, sino también por debajo, aunque ésta está tan turbia que cuesta ver detalles.

Peces en el pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 90mm, ISO 400

Al final de la presa salen varios caminos. Nosotros seguimos por el de más a la izquierda para rodear el pantano. Aquí uno de los caminos que sube montaña arriba atravesando el hayedo.

Sendero en la orilla del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 500

Empezamos a rodear el pantano de Santa Fe de Montseny por la orilla norte. Y en esa orilla me encuentro otra seta, ésta ya un poco deteriorada. Para darle contexto a la foto he buscado un encuadre en que saliera la presa del pantano de fondo.

Seta a orillas del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 70mm, ISO 1600

Y a pocos metros de ésta encuentro otra seta en mucho mejor estado. Aquí me ha sido imposible buscar la presa para el fondo, así que me he tenido que conformar con el agua de la orilla del pantano.

Seta a orillas del pantano de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/100″, 250mm, ISO 1600

Seguimos por el camino de la orilla del pantano. A unos 450 metros de la presa pasamos junto a La Fabriqueta, la pequeña construcción (es una central eléctrica) que veíamos a lo lejos al final del pantano. La verdad que para mí resulta más fotogénica desde lejos, como una cara que se asoma al pantano por en medio del bosque. Pasada La Fabriqueta dejamos el camino y nos acercamos a la Riera de Santa Fe en el punto donde deposita sus aguas en el pantano. Unos 100 metros más arriba llegamos a una poza en un rincón de singular belleza. Intento un efecto seda con multiexposición pero la luz no es la mejor y tampoco baja suficiente agua.

Poza de la Riera de Santa Fe

Sony A-580, DT 18-250, f/13, 1/6″, 18mm, ISO 100

En el agua de una orilla tranquila de la poza unos renacuajos toman el sol sin dejar de mover sus colas.

Renacuajos en la Riera de Santa Fe

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/320″, 250mm, ISO 1600

Y cerca de un tronco también lo intentan luchando contra la corriente.

Renacuajos en la Riera de Santa Fe

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/100″, 250mm, ISO 1600

Una vista más general de este idílico lugar que he tenido que descubrir la quinta vez que he venido al pantano de Santa Fe de Montseny.

Riera de Santa Fe de Montseny

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

En el fondo de la riera y por donde sale el agua de la poza, unos alevines intentan mantenerse quietos contra la corriente.

Alevines en la Riera de Santa Fe

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/250″, 250mm, ISO 1600

Otra vista de la riera con la poza. Abajo del todo se pueden ver los renacuajos.

Riera de Santa Fe

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

Nos alejamos de la riera y subimos un poco hasta encontrarnos con el camino que abandonamos cerca de La Fabriqueta. Continuamos hacia la izquierda, pasando junto a una tubería muy deteriorada. A unos 150 metros llegamos a otro punto de interés, una cascada de agua que cae de la presa de l’Estanyol. Intento otro efecto seda con multiexposición.

Cascada de L'Estanyol en la Riera de Santa Fe

Sony A-580, DT 18-250, f/18, 1/8″, 50mm, ISO 100

La verdad es que esta cascada me parece más espectacular en otoño o en invierno, con menos vegetación, pero es una apreciación personal.

Y hasta aquí mi reportaje fotográfico. En el resto del camino no encontré nada interesante que fotografiar. Desde l’Estanyol sólo queda seguir por el sendero entre un hayedo a nuestra derecha y vegetación de ribera a nuestra izquierda. Pasada la parte posterior del Hostal Santa Fe llegamos a un cruce. Seguimos a la izquierda para cruzar la riera, pasando después junto a la ermita de Santa Fe, adosada al hostal. Delante tenemos el área de picnic de Can Casadas, donde empieza y acaba el recorrido. Y aunque te lo haya mostrado en primavera, este paseo es recomendable en cualquier época del año, tanto para caminar por la naturaleza como para fotografiar.

Cómo llegar al Pantano de Santa Fe de Montseny

Indicaciones

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *