Subida y visita al Castell de Montsoriu, el castillo medieval del Montseny

Tiempo de lectura estimado: 19 minutos.

En el extremo este del Macizo del Montseny, ya en la comarca mayoritariamente gerundense de La Selva, hay una colina de 633 metros de altitud, el Turó de Montsoriu. No es mucha altura comparada con los 1.706 metros del vecino Turó de l’Home, pero desde abajo destaca, y desde arriba hay una estupenda vista de casi toda la comarca desde las Guilleries hasta el mar, en la Costa Brava. Y seguramente por esas vistas que dominan el territorio a mediados del siglo X decidieron levantar aquí el que con el tiempo se convertiría en el castillo gótico más importante de Catalunya y su área de influencia, el Castell de Montsoriu.

CÓMO LLEGAR        EL TIEMPO

Abandonado desde el siglo XVI, el Castell de Montsoriu había perdido gran parte de su fisionomía original cubierto por la vegetación y los escombros. En el año 1.995 empezaron las obras de restauración, que aún continúan y que permiten que hoy en día podamos visitarlo. Pero para hacerlo tenemos que recorrer andando los 2,7 kilómetros de pista que suben al Turó de Montsoriu desde el Coll de Castellar, dado que éste es el único acceso. Las personas mayores o que no puedan caminar tanto pueden subir en vehículo privado solicitando la debida autorización a info@montsoriu.cat con una semana de antelación, pero en el castillo hay escaleras por lo que la visita no está recomendada para personas con problemas de movilidad.

El itinerario que propongo es parcialmente circular y de algo menos de 5 km en total. La subida es por la pista que sale del Coll de Castellar, y para no volver por el mismo sitio la vuelta es por el bosque de la falda sur de la colina. Al ser un recorrido no muy largo y bastante fácil es muy apropiado para hacerlo con niños, a los que les encantará imaginarse historias de caballeros y doncellas. Respecto al equipo de senderismo bastará con llevar calzado deportivo cómodo, y en cuanto al fotográfico es muy recomendable un teleobjetivo para las vistas y un ultra gran angular para el castillo y los interiores. En la oficina de información del castillo hay máquinas de vending y WC (también hay WC en el aparcamiento del Coll de Castellar). Puedes consultar los horarios de apertura del castillo en esta página. Las fotos del reportaje son de enero del 2018.

Aquí tienes una recreación 3D del circuito para que te hagas una mejor idea del recorrido y del terreno por el que discurre. Pulsa en la pausa si empieza a reproducirse antes de que acabe de cargarse el fondo. Durante la reproducción puedes cambiar el punto de vista moviendo el ratón con el botón izquierdo pulsado, y también acercar y alejar con la rueda del botón. Pulsa en la tortuga o en la liebre para cambiar la velocidad de reproducción.

Llegamos al Coll de Castellar en coche desde Breda o desde Arbúcies por la carretera GI-552. Poco antes de llegar a Fogueres de Montsoriu hay a la izquierda una caseta de madera junto a una parada de bus y un aparcamiento de coches abajo. Frente a la caseta sale la pista que sube al castillo de Montsoriu.

Coll de Castellar a los pies del Turó de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 18mm, ISO 100

Empezamos a subir por la pista en dirección al Castell de Montsoriu. Lo primero que nos llama la atención son los alcornoques (Quercus suber) con los troncos pelados porque les han quitado la corteza para extraer corcho.

Alcornoque pelado subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/4.5, 1/320″, 50mm, ISO 100

Existen varias hipótesis sobre el origen del nombre de Montsoriu.

  1. Una de ellas apunta que viene de Mont-sorio, montaña de suro (corcho en catalán), pero los estudiosos afirman que la vegetación de la época no incluía alcornoques y que estos derivan de la industria del corcho de los siglos XVIII y XIX.
  2. Otro de los orígenes apunta a Mont-so-riu, montaña sobre el río, aunque los filólogos afirman que no tiene suficiente base lingüística.
  3. Mont-surice, montaña blanca, tendría un origen euskera, ya que zuria en euskera significa blanca y en época prerromana aquí se hablaba protovasco. Además entre Montsoriu y el mar se encuentra el Montnegre.
  4. Montem-sigirici, montaña de Sigeric (rey visigodo de Tolosa en el siglo V), apunta a un origen germánico porque Montsoriu acaba en “iu” y la raíz sería Sigiric.
  5. Análogamente Mont-siricus, montaña de Siricius, un mártir africano del siglo IV apunta a un origen latino, pero no se ha encontrado relación entre este mártir y la colina.
  6. Finalmente está la hipótesis Mont-soliu, montaña solitaria, debido a que muchos vecinos de los alrededores, sobre todo de Arbúcies, lo llaman Montsoliu.

Dicho todo esto, seguimos subiendo por la pista. Otro de los árboles, o más bien arbustos, que abunda aquí es el madroño (Arbutus unedo). En esta época del año (enero) destacan particularmente por el color de sus frutos (madroñas, o cireretes d’arboç en catalán). Son comestibles aunque no tienen mucho sabor, y éstos estaban un poco secos.

Madroñas maduras subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/400″, 160mm, ISO 100

El primer tramo serpentea por la falda oeste del Turó de Montsoriu. A medida que ganamos altura empezamos a tener mejor vista del entorno. Tras una curva cerrada a la izquierda, a nuestra izquierda vemos asomar el Turó de Morou (1.312 m) por encima de las nubes.

El Turó de Morou desde el camino al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Por el camino nos cruzamos con otros senderos señalizados pero nosotros no abandonamos la pista.

Subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Tras la segunda curva cerrada a la izquierda la pista llanea un poco más o menos en línea recta.

Subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

A unos 750 metros del Coll de Castellar una cadena cierra el paso a vehículos en la pista. Por la derecha se incorpora un camino, que es por donde vendremos de vuelta del castillo. Pasamos junto a la cadena y seguimos adelante. A partir de aquí el camino vuelve a ser cuesta arriba, pero para nada difícil. A unos 500 metros de la cadena me llama la atención el terreno sobre la cuneta de la derecha, que parece deshacerse dejando al descubierto las raíces de los arbustos.

Subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1000

El camino traza una amplia curva a la derecha a la vez que pasa a la falda norte del Turó de Montsoriu. Aquí se nota la falta de luz del sol y la abundancia de humedad por el musgo y líquenes que cubren la cuneta derecha. Llevamos 1,3 km desde el Coll de Castellar.

Musgo y líquenes en la falda norte del Turó de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1000

El camino sigue rodeando el Turó de Montsoriu mientras ascendemos, y ahora nos encontramos en la falda este. El rojo de las madroñas destaca sobre el azul del cielo.

Madroñas subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 100mm, ISO 125

A 1 km de la cadena tenemos a nuestra izquierda esta vista de la zona de Buixalleu. Abajo Can Vidal, detrás a la derecha el Turó de Buixalleu (433 m) y tras és el Turó de Ca l’Iglèsies (450 m). A la izquierda de éste (no se aprecia en la foto) está el núcleo de Sant Feliu de Buixalleu que sólo tiene 131 habitantes (el municipio tiene un total de 825). El Castell de Montsoriu pertenece a este municipio.

Zona de Buixalleu subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 35mm, ISO 100

Poco más adelante y en una curva cerrada a la derecha la pista se cruza con el camino de Breda, un empinado sendero con escalones que viene de abajo y sube directo al castillo. Nosotros seguimos por la pista, que será más larga pero más descansada.

Subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/100″, 18mm, ISO 100

Volvemos a caminar en dirección norte. A nuestra izquierda éste es el aspecto del encinar. Cierro mucho el diafragma para conseguir ese efecto de estrella con el sol. El castillo ya está ahí detrás.

Subiendo al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/16, 1/30″, 18mm, ISO 800

El camino vuelve a trazar una amplia curva para rodear el Turó del Montsoriu por el norte, esta vez hacia la izquierda. A la derecha abunda el agracejo, labiérnago negro o labiérnago de hoja ancha (Phillyrea latifolia), en catalán aladern de fulla ampla o gatoll.

Phillyrea latifolia

Sony A-580, DT 18-250, f/6.3, 1/320″, 200mm, ISO 320

Al final de la curva, cuando el camino vuelve a ir hacia el sur, vemos por fin el Castell de Montsoriu.

Llegando al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Llegamos a la parte norte del castillo. Allí a la izquierda hay un foso excavado en la roca y unas excavaciones. Allí también llega el empinado camino de Breda, y sale otro camino que va hacia la Torre de les Bruixes y que veremos más adelante.

Parte norte del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Seguimos por el camino pasando junto a la muralla oeste, tras la cual se encuentra la Sala Noble.

Muralla oeste del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 18mm, ISO 100

Y llegamos a una explanada donde aparcan los vehículos autorizados que suben hasta el castillo. Desde allí contemplamos el Montseny. A la izquierda destaca el Turó de Can Berenguer (681 m),  en medio el Turó de Morou (1.312 m), y a la derecha Les Agudes (1.705 m), y entre estos dos y parcialmente cubierto de nieve el Turó de l’Home (1.706 m).

El Montseny desde el Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Detrás nuestro el Castell de Montsoriu. Cambio al objetivo ultra gran angular para que me quepa todo en una foto. Lástima la grúa, pero creo que seguirá ahí hasta que acaben las obras. En cualquier caso el efecto de perspectiva con este objetivo hace que la grúa pierda algo de protagonismo.

Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/160″, 11mm, ISO 100

Empezamos a rodear el castillo en dirección a la entrada. Frente a la torre sur y casi deslumbrados por el sol tenemos esta vista de la silueta del macizo del Montnegre, detrás del cuál está la comarca del Maresme, y delante y bajo la bruma el pueblo de Breda.

Macizo del Montnegre desde el Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/500″, 16mm, ISO 100

Aquí un contrapicado de la torre sur y el muro de la capilla gótica a la derecha.

Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/250″, 11mm, ISO 100

Ahí mismo y al pie de la torre hay un fragmento del muro del recinto yusero (inferior) con una pequeña ventana.

Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/250″, 11mm, ISO 100

Un poco más adelante se observa mejor el muro de la antigua capilla gótica.

Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/250″, 11mm, ISO 100

Llegamos al lado este del castillo, junto a la oficina de información. Allí busco un punto alejado para intentar fotografiar todo el castillo y sólo consigo esta foto desde un bastión de la muralla yusera. Y no sale todo el castillo.

Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/160″, 11mm, ISO 100

Tras pagar la entrada en la oficina de información empezamos la visita “autoguiada” siguiendo los puntos numerados que conforman el itinerario de la visita. Se puede hacer una visita guiada, pero eso no te deja libertad para ir haciendo fotos. De todos modos a lo largo de la visita hay paneles que explican muy bien todo lo que estás viendo. Empezamos por la entrada.

Entrada al Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/250″, 18mm, ISO 100

No es el objetivo de este artículo el enseñar el interior del castillo, es mejor que lo veas por tí mismo, así que sólo voy a mostrar fotos de lo que más me llamó la atención. Aquí una imagen del sol bañando con su luz la muralla este del castillo. Abajo al fondo el macizo del Montnegre.

Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/1000″, 11mm, ISO 100

En esta foto tomada desde la azotea fortificada sobre el cuerpo de guardia, al lado de la puerta principal, llama la atención la Cantera de Les Gavarres. Abajo la hilera de árboles delata el recorrido de la Riera d’Arbúcies.

Cantera de Les Gavarres y Riera d'Arbúcies desde el Castell de Montsoriu

Sony A-580, Tokina 11-16, f/9, 1/160″, 11mm, ISO 100

En la parte más antigua del castillo se encuentran los restos de la capilla prerrománica, de mediados del siglo X. Aquí una parte del ábside. Lo marrón rojizo en la base de la pared son setas.

Capilla prerrománica del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/40″, 24mm, ISO 200

Mirando al sur a pies de la Torre del Homenaje. A la derecha lo que queda de la iglesia gótica en honor a San Pedro, abajo el pueblo de Breda y sus alrededores, y al fondo el macizo del Montnegre.

Breda y el Montnegre desde el Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/320″, 18mm, ISO 100

Desde el mismo lugar y mirando al oeste, el “nuevo” techo de la Sala Noble y de fondo el Montseny.

El Montseny desde el Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Tras pasar una doble puerta de carácter defensivo llegamos al patio del recinto soberano, rodeado de estancias residenciales. Unas escaleras conducen a la azotea norte.

Patio del recinto soberano del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/100″, 18mm, ISO 100

En la azotea norte se encuentra la entrada a la vistosa Torre del Homenaje del Castell de Montsoriu, una torre con más de mil años de historia. Si subimos disfrutaremos de unas vistas en 360º de todo el alrededor del castillo. Aquí mirando hacia el sur. No hace falta que explique lo que se ve.

El Montnegre y Breda desde la Torre del Homenaje del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/250″, 18mm, ISO 100

Y aquí las vistas al oeste, con el Montseny de fondo. Las casas de la derecha pertenecen a Fogueres de Montsoriu.

Vistas al Oeste desde la Torre del Homenaje del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Hacia el norte tenemos la sierra de las Guilleries, con el Sant Miquel de Solterra (1.202 m) como cima más destacada al fondo un poco a la derecha. Abajo el pueblo de Arbúcies, y justo delante del castillo las ruinas de la Torre de les Bruixes.

Vistas al norte desde la Torre del Homenaje del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 18mm, ISO 100

Cuenta una de las muchas leyendas del Castell de Montsoriu que en las ruinas del mismo vivía una bruja llamada Guillermina y que cada noche salía con su corte de sirvientas vestidas de blanco en medio de gritos aterradores. En aquellos tiempos se sucedían las plagas y las malas cosechas. Los vecinos de los alrededores, desesperados, acudieron al obispo, que conjuró los malos espíritus con agua bendita y dió un plazo a Doña Guillermina para abandonar el castillo y lanzarse a las profundidades del Gorg Negre (poza negra) de la riera de Gualba. La noche que acababa el plazo se escuchó en el castillo un grito alocado y unas nubes negras se movieron sobre Montsoriu sin llegar descargar tormenta. Era el momento en que Doña Guillermina obedecía al obispo y de un salto se lanzaba al abismo con sus sirvientas. Fue tal el impulso que se dió que dejó marcada la huella de su pie en la roca que hoy se llama “Doña Guillermina”. Aún hoy en día algunos usuarios del cámping del Parc de Gualba afirman haber visto las siluetas de la bruja y las sirvientas en las noches de luna llena, y otros dicen que el agua corriente deja de funcionar en las horas próximas a estas apariciones.

Aquí otra vista de más cerca de la Torre de les Bruixes y las Guilleries al fondo.

La Torre de les Bruixes frente al Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 40mm, ISO 100

Con el teleobjetivo podemos acercarnos a la cima del Turó de l’Home (1.706 m) y ver que está cubierto por una fina capa de nieve. También se ve el sendero que baja a la Avetosa de Passavets, que es la masa forestal más oscura que se ve hacia abajo. Y siguiendo por ese mismo sendero se llega a la Font de Passavets y de allí a Santa Fe de Montseny.

El Turó de l'Home desde el Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/400″, 250mm, ISO 125

Hacia el este no hay ninguna vista interesante, así que bajamos ya de la Torre del Homenaje y nos dirigimos hacia la azotea norte, donde nos asomamos y vemos las excavaciones que se están llevando a cabo entre el castillo y la Torre de les Bruixes.

Zona norte del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 18mm, ISO 100

Desde aquí bajamos de nuevo al patio del recinto soberano. Pasamos por la Sala Norte, que perdió su cobertura de sillares de granito muy probablemente por los terremotos que afectaron Catalunya en el siglo XV.

En el patio del recinto soberano del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 18mm, ISO 100

Salimos al estrecho patio y así vemos La Torre del Homenaje desde allí.

Torre del Homenaje del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/200″, 18mm, ISO 100

Nos dirigimos hacia unas escaleras de piedra que bajan a un nivel inferior, pero antes me fijo en el mosaico del suelo de una pequeña sala que hay a la izquierda. El lugar es muy oscuro y aguanto el pulso como puedo para poder disparar a 1/6″ de velocidad.

Mosaico del suelo en el recinto soberano del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/6″, 18mm, ISO 1600

Las escaleras conducen a la bodega o “sala gótica”. Aquí una vista de las escaleras desde dicha sala.

Escaleras a la bodega del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 1600

Y aquí la sala gótica con los característicos arcos apuntados de la arquitectura gótica.

Bodega o Sala gótica del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 500

Falta aún por ver la mitad del castillo, todo lo que hay alrededor del patio de armas, pero como he dicho antes, no es objeto de este artículo mostrar el Castell de Montsoriu, es mejor verlo con tus propios ojos y caminar por sus rincones (los visitables, claro).

Fuera ya del castillo me llama la atención esta mata de margaritas amarillas que florece en pleno mes de enero en el exterior de la muralla de la entrada al castillo.

Margaritas amarillas en la muralla del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/400″, 250mm, ISO 400

Rodeamos el castillo en dirección a la pequeña explanada donde aparcan los vehículos autorizados. Al pasar por la muralla suroeste me fijo en la porción reconstruída, que se distingue de la original por el aspecto más nuevo de las piedras y el material que las une.

Muralla suoeste del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

Mi objetivo inmediato ahora fue el de ir a la Torre de les Bruixes, y ya aviso que no llegué por bien poco. Podría haberlo hecho pero no tenía mucho tiempo porque mis acompañantes ya habían empezado el descenso al Coll de Castellar. En cualquier caso te voy a mostrar hasta dónde llegué por si quieres intentarlo.

Me dirijo a la zona norte del castillo y subo un poco hasta llegar a las excavaciones que vimos desde la azotea norte. A la derecha el foso de roca y la muralla.

Exterior de la zona norte del Castell de Montsoriu

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Continúo por un estrecho sendero que se aleja del castillo a través de las encinas. Abajo a la izquierda la pista de subida al Castell de Montsoriu, y a la derecha las ruinas de algo que no se adivina lo que es. Tal como se intuía desde la azotea norte, no tiene que haber pérdida.

Sendero a la Torre de les Bruixes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 400

Aún no se ven las ruinas de la Torre de les Bruixes pero tienen que estar ya muy cerca.

Cerca de la Torre de les Bruixes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Y llego frente a la Torre de les Bruixes, pero delante mío hay un cortado en la roca de unos 2 metros de profundidad por otros 2 de ancho y que llega de lado a lado del montículo, por lo que por aquí no se puede seguir.

Frente a la Torre de les Bruixes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Abajo a la derecha veo un camino y sé que por la izquierda pasa el de subida al castillo, por el que no recuerdo haber visto ningún acceso a la torre, así que decido recular un poco para ir al encuentro del camino de la derecha. Este camino también parte de la zona de las excavaciones.

Camino cerca de la Torre de les Bruixes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 100

Una vez allí me acerco a la torre, que queda en alto, pero tampoco veo por dónde subir. En la foto estoy en ese camino mirando hacia el castillo y con la Torre de les Bruixes arriba a la derecha.

El Castell de Montsoriu al fondo y la Torre de les Bruixes a la derecha

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/160″, 18mm, ISO 100

No quiero perder más tiempo, otra vez será, así que vuelvo hacia el castillo. Sigo por este camino ancho y subo a la busca del sendero a la altura de las ruinas que vi antes. Hay un árbol que se apoya literalmente sobre ellas.

Ruinas entre el Castell de Montsoriu y la Torre de les Bruixes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

Ya en el sendero me fijo de nuevo en las ruinas iluminadas por una dura luz lateral.

Ruinas entre el Castell de Montsoriu y la Torre de les Bruixes

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

Ya en la explanada frente la muralla suroeste del Castell de Montsoriu, aquí empezamos el descenso a través del bosque hacia el Coll de Castellar. El sendero empieza tras el montículo donde está el cartel de las obras de restauración, al lado de lo que parece un lavadero. El principio está señalizado aunque el sendero es muy estrecho y tortuoso, bajando con bastante pendiente entre los árboles. Pero cada pocos metros encontramos señales indicándonos hacia Arbúcies.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

Una vista hacia atrás del castillo después de unos pocos metros de camino. Los troncos de los alcornoques están muy retorcidos.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/100″, 18mm, ISO 100

No siempre es cuesta abajo el camino. Va serpenteando por la falda sur del Turó de Montsoriu, a ratos en pendiente y a ratos en llano.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

A pesar de los matorrales y arbustos que cubren el sotobosque, hay tramos bastante marcados por el paso de la gente (no mucha, la verdad) que no admiten duda.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 160

En cambio hay otros no tan claros y tenemos que buscar las señales del camino hacia Arbúcies o guiarnos por la intuición. En cualquier caso siempre hay que ir hacia abajo.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 320

Si nos topamos con una señal es que vamos bien.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/30″, 18mm, ISO 125

Y cuando el camino se bifurca y no hay señal, siempre hacia abajo.

Bajando del Castell de Montsoriu por la falda sur

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/80″, 18mm, ISO 100

Una bonita vista del Montseny cuando el bosque lo permite.

El Montseny desde la bajada del Castell de Montsoriu por el bosque

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/125″, 18mm, ISO 100

Cuando llevamos unos 500 metros caminados a través del bosque el sendero sale del bosque y acaba en otro camino más ancho. Continuamos hacia abajo.

Final del camino de bajada del Castell de Montsoriu por el bosque

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/100″, 18mm, ISO 100

Algo menos de 100 metros más adelante, este camino acaba en la pista del Castell de Montsoriu, justo donde la cadena que cierra el paso a los vehículos. Hemos acortado por aquí 1,3 km más o menos. Ahora el camino al Coll de Castellar ya no tiene pérdida.

Bajando del Castell de Montsoriu por la pista

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/60″, 18mm, ISO 100

Poco antes de llegar al Coll de Castellar me vuelvo a fijar en los troncos pelados de los alcornoques y el vivo color rojizo de la corteza, indicador de que no hace mucho que han quitado el corcho. Con el tiempo se vuelve gris oscuro.

Corteza de alcornoque recien pelada

Sony A-580, DT 18-250, f/9, 1/320″, 180mm, ISO 500

Y hasta aquí este corto e instructivo recorrido por el Parque Natural del Montseny y por la historia de Catalunya. Si no conoces este lugar te recomiendo que le hagas una visita en cualquier época del año. Por lo pronto yo tengo que repetir para poder subir a la Torre de les Bruixes.

Cómo llegar al Castell de Montsoriu

Previsión meteorológica

TRACK GPS        FOTOGALERÍA


 
  • 31
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *